Archivado en:

Enviar a Google +
Pin It
Enviar a Tumblr
Enviar a Tuenti

El músico afirmó que sus últimos conciertos en Buenos Aires, correspondientes a la serie de ocho conciertos previstos en la capital argentina, le han hecho "un ser completamente feliz". También reconoce que tras el bajón de salud que padeció volvió a tocar empujado por amigos y ahora se alegra.

Sabina, de 57 años, sufrió en 2001 un accidente isquémico cerebral del que se recuperó y que, según ha declarado en varias ocasiones, le hizo recapacitar sobre su estilo de vida noctámbulo y su relación con las drogas. "Después de 20 años de tomar cocaína dije nunca más y fue nunca más. No pasé ningún síndrome de abstinencia, no me costó nada", dijo en una rueda de prensa en Buenos Aires, donde regresó después de cuatro años de ausencia.

"Ahora duermo, yo no sabía lo que era dormir", subrayó antes de confesar que estuvo ocho meses sin fumar cigarrillos y "eso sí que es difícil".

¡SUSCRÍBETE!

IMPRESCINDIBLES

Beyoncé enloquece con el Cha Cha

La diva sacude cada centímetro de su cuerpo en su coreografía más divertida

Looks míticos de Eurovisión

A veces se habla más de eso que de música

Anna Kendrick visita Anda Ya!

Y le cantamos una canción viral como pocas!

Shaquille O'Neal o cómo rodar por los suelos

Es todo un peligro televisivo

JACO The Galactic Patrolman, cómic de la semana

¿Quieres conocer el origen de Goku?