Archivado en:

La joven de 17 años fue madre por primera vez en junio, envuelta en una gran polémica debido a su corta edad y provocando por ese motivo su despido de la serie que protagonizaba para Disney Channel.

Según afirma la prensa de EEUU, tanto Jamie Lynn, como su madre, sufrieron un ataque de histeria tras comprobar que el test de embarazo había dado positivo. La familia parece no saber cómo actuar y por ahora, han decidido mantener la discreción y no hacer declaraciones.

Que la hermana de Britney es demasiado inexperta queda evidenciado tras saber que Jamie Lynn creía que no podía quedar embarazada mientras estaba amamantando a Maddie Briann, su bebé.

La joven esperaba haber tenido su periodo en septiembre, y al realizarse un test de embarazo en casa y dar positivo, se le salieron los ojos de las órbitas y no paró de llorar. Se puso lívida cuando lo averiguó.

Esta noticia coincide con la aparición de Jamie Lynn en la portada estadounidense de OK Magazine

Parece que la vida familiar de Britney Spears nunca dejará de estar llena de sobresaltos y polémicas, aunque la cantante está solucionando poco a poco el caos en el que vivía, ilusionada con su exitosa vuelta a los escenarios.

Última hora 40