Yurena, sí cambió: de ir con su madre a posar en Interviú


A la pregunta de ¿se puede cambiar? Yurena lo acaba de certificar a golpe de portada en Interviu. Desnuda, a sus 43 años, con 10 kilos menos, nueva imagen (muy a lo Hollywood clásico) y muchos proyectos, así ha aparecido Yurena. La antes conocida como Tamara o Ámbar, por cantar su No cambié y A por ti y coronar las listas de ventas de 2001 con esa machacona melodía, por aparecer como parte del show de Sardá y sus marcianadas y sus encuentros y desencuentros con Paco Porras y cía (con bolsazos de mamá Seisdedos incluidos). Ahora Yurena se ha lanzado y de verdad: “Es importante sorprenderse a sí misma. En el año 2000 me propusieron hacer un posado y lo rechacé por miedos y complejos. Yo nunca he enseñado las tetas, ni siquiera he hecho topless en la playa. Creo que este desnudo supone romper con los miedos que tuve en su momento. Es un reto para mí”.
La artista quiere volver a ser una superventas y para ello, se ha puesto a estudiar idiomas y todo: “He de decir que empecé a estudiar -inglés- para cantar en este idioma, era mi sueño. Por circunstancias de la vida no lo pude hacer entonces”. Aquí está su propuesta de nuevo hit, Everynight: [embed width="450" height="320"]http://www.youtube.com/watch?v=cGkmTS2TOo8 [/embed] Para nosotros, está más cerca de ser una Terremoto de Alcorcón, pero peor, porque sin ni siquiera tiene su sentido del humor.

Avatar
Redacción Los 40

¡SUSCRÍBETE!

IMPRESCINDIBLES

Así está ahora Ben, el hijo de Ross Geller de Friends

El cambio radical de los actores Dylan y Cole Sprouse, que daban vida al pequeño Ben Geller

Spoilers de la semana: Otro adiós en Anatomía de Grey

No leas si no estás en la 12

Calvin Harris sufre un accidente de coche

Está ingresado y ha cancelado varios shows

Así han cambiado nuestros rostros favoritos de la TV

Cómo pasa el tiempo

El merchandising musical más loco de todos los tiempos

Solo apto para muy fans

Dani Martín llega dando caña

Nos da las 5 claves de su vuelta

Un body painting que parece un videojuego de terror

A-lu-ci-nan-te