Katie Holmes se asusta de la Cienciología

Enviar a Google +
Pin It
Enviar a Tumblr
Enviar a Tuenti


  Lo han dejado y parte de la culpa parece tenerla la Cienciología. La noticia saltó a los medios de comunicación hace tan sólo 48 horas. Katie Holmes está preocupada, al parecer tiene un coche aparcado desde entonces a la puerta de su casa de Nueva York. Según informa Contactmusic, ha asegurado que se siente vigilada por unos investigadores privados que han sido contratados por la Iglesia de la Cienciología, a la que pertenece su ya ex marido Tom Cruise. La actriz ya ha solicitado el divorcio a su marido Tom Cruise. Una fuente ha afirmado al diario británico The Sun: “Tres días antes de que el divorcio se anunciara un Mercedes estaba aparcado frente al apartamento de Tom en Greenwich”. “Estaban aparcados a un centenar de metros de su casa un par de personajes con aspecto sospechoso que llevaban gafas de sol. Cuando Katie salió de su casa, ellos trataron de seguirla discretamente. Era evidente que no eran paparazzi o de la prensa”,afirma la fuente. “Parecían ex militares o policías y llevaban en un pequeño bolsillo una cámara digital”, agregó. Katie Holmes, nada más percatarse de la presencia de estos extraños, informó a la policía. “La seguridad de Katie vino y comenzó a grabar a los hombres. Después, se dirigieron al coche para preguntarles qué estaban haciendo”, explicó la fuente. La Cienciología, a la que Tom Cruise ha cedido prácticamente su imagen, está considerada como una secta. Por lo visto, a Katie Holmes no le gusta nada este tipo de vinculación del que ya hoy es su ex-marido.

¡SUSCRÍBETE!

IMPRESCINDIBLES

Estos chicos van a tener difícil ligar con estas fotos de perfil

Aprende aquí qué posturas nudistas NO debes adoptar

Looks míticos de Eurovisión

A veces se habla más de eso que de música

¿Qué fue de los actores de SMS?

Desde entonces no han parado de trabajar en series y pelis

Dando la Nota: Aún más Alto y Poltergeist son los estrenos que no te puedes perder

Películas para todos los gustos en un fin de semana primaveral