La incomprendida Gwen Stefani, en Jueves con stilo

Ha regresado fuerte con su grupo No Doubt y consigo, su criticado estilo

SELENE MORAL 10/12/2012 - 08:24 CET



Indescriptible. Podría ser un buen resumen para analizar los looks que ha venido luciendo Gwen Stefani desde que la conocimos en 1995 como la atractiva vocalista de No Doubt, un grupo de ska rock que no convenció con su debut pero que sorprendió al mundo con su tercer LP, Tragic Kingdom y temazos como Don't Speak o Just a girl. Desde entonces, la carrera de la banda ha ido creciendo hasta el día de hoy con la reciente publicación de su disco Push and Shove. Sin duda, los noventa fueron el foco de éxito de la banda capitaneada por Stefani, que pronto se convirtiría en todo un icono del pop gamberro, y consiguió hacerse imprescindible en Premios y alfombras rojas de medio mundo.

Y sin embargo, no siempre ha acertado con su imagen. Polémica, Stefani siempre ha combinado prendas nadaquever y ha apostado por looks muy extraños que siempre la han conducido al top five de las peor vestidas. Y aquí es donde nos surge la pregunta: ¿por qué? ¿No sabe vestirse o lo hace a drede? ¿O quizás es que es tan moderna que el resto de mortales no comprender su estilo? Pues puede que esté ahí la miga, que no hayamos sido de capaces de hacer autocrítica y analizar su estilo como excéntrico sí, pero también distinto, alocado Y mega personal, lo que nos lleva a pensar que Stefani, siempre tan criticada, al final ha demostrado ser una adelantada a su tiempo llevándo todas las modas posibles a la vez y pasándose por el forro las modas del momento.



Ha lucido el carmín rojo como nadie. La hemos visto con la tendencia dark y gótica cuando aún no existía la saga Crepúsculo; ha llevado el pelo de mil colores mucho antes que Nicki Minaj y las ondas años 50 antes de que Katy Perry las popularizara. También ha lucido tupé antes que muchas otras artistas y ya era una espantaja antes de que Lady Gaga terminara el instituto.

Su estilo, resumiendo, se caracteriza por las combinaciones imposibles, siempre mezclando estampados y tejidos, hasta que finalmente lanzó su propia firma de moda: L.A.M.B. (Love Angel Music Baby) y combina muchos de sus estilos favoritos. Solo un punto en su contra: Gwen di no al chándal con tacones, por favor.

Última hora 40

IMPRESCINDIBLES

Pártete la caja con Nicki Minaj y la versión pedorra de Anaconda

Además, la rapera supera el récord de Miley Cyrus en Youtube

Internet le da más poderes todavía a Chuck Norris

La leyenda que rodea al popular actor sigue creciendo

Celebrities que lo enseñaron todo sin querer

Lily Allen, Laura Pausini o Gaga y sus malas pasadas

Miley Cyrus insulta a Ed Sheeran y él contesta

Parece que el solista no se lo ha tomado mal