Archivado en:

Las vacaciones en Barbados de Rihanna no han sido todo lo tranquilas que la cantante hubiera deseado. Un individuo obsesionado con la solista consiguió asaltar la villa Cove Springs donde RiRi tomaba el sol en la piscina aunque fue reducido por sus guardaespaldas.



El individuo, que no ha sido identificado, fue detenido e interrogado por la policía pero al no presentarse cargos contra él fue puesto en libertad. Este hombre habría viajado hasta Barbados siguiendo a la intérprete.



El susto, sin embargo, no ha afectado a la agenda de Rihanna que poco después hizo una enorme donación de casi 2 millones de dólares al Hospital Queen Elizabeth en Bridgetown. Finalizadas sus vacaciones, se la pudo ver en un partido de Los Ángeles Lakers junto a Chris Brown.



Última hora 40