Britney Spears: Repasamos los 15 años de carrera de la Princesa del Pop

Enviar a Google +
Pin It
Enviar a Tumblr
Enviar a Tuenti


31 años contemplan ya a Britney Spears, una joven nacida en Lousiana que desde niña ya aspiraba a convertirse en una estrella con pequeños papeles en obras teatrales y programas de televisión. Sin embargo, su trabajo y el destino la llevarían a convertirse en uno de los nombres más importantes de la industria musical. 15 años después de comenzar su carrera, la Princesa del Pop se ha sobrepuesto a polémicas y escándalos pero su trono está amenazado por nuevas divas de la música. Su debut musical en 1998 no pudo ser mejor. Con ...Baby one more time presentaba su inconfundible fórmula pop acompañada de coletas y faldas cortas y tops ajustados. El disco, que compartía título con el single, despachó en torno a 25 millones de copias gracias al impacto de canciones como Sometimes o (You drive me) Crazy. Despegaba así una de las carreras más meteóricas en el universo de la música. La buena acogida a sus canciones se debió, entre otras muchas razones, al buen hacer de compositores y productores entre los que destaca Max Martin. Bajo su batuta dio forma a su segundo disco en apenas 2 años: Oops!... I did it again. De nuevo single y disco compartían nombre y éxito. Su mayoría de edad y ese ceñido traje rojo de cuero hizo subir los termómetros de medio mundo. Con Stronger y Lucky también consiguió colocarse entre los primeros puestos de las canciones más radiadas y escuchadas del momento. Britney conseguía otros 17 millones de copias vendidas. 2001 supuso el lanzamiento de Britney, su tercer disco consecutivo en tres años. Spears no bajaba el ritmo debido, probablemente, a la competencia de compañeras de generación como Christina Aguilera. I'm a slave 4 u fue la tarjeta de presentación de un disco que arrasaba en ventas rozando los 10 millones. El público la adoraba gracias a canciones como Overprotected, I'm not a girl, not yet a woman o la versión del clásico I love rock and roll, pero los premios musicales se resistían a llegar (6 nominaciones a los Grammy sin premio, 5 a los American Music Award, del que sólo ganó el de Artista Revelación, y 4 nominaciones a los Brits sin galardón). La faceta más adolescente de Britney Spears se desvaneció de golpe y porrazo tras su ruptura con Justin Timberlake y la publicación de In the zone, disco que consolidó su fama mundial y su apodo de Princesa del Pop tras colaborar en su primer single con la Reina: Madonna. Me against the music iba a dejar la imagen de ese beso entre ambas estrellas en una actuación en directo que se intuía al final del vídeo. Toxic puso otra nota picante (y le dio su primer Grammy) y Everytime dejó entrever que el acoso de la prensa empezaba a hacer efecto en ella. Se abría entonces una de las etapas más duras en su vida pese a que se convirtió en madre de dos niños. Dos sonados divorcios, disputas por dinero, el consumo de alcohol y drogas e ingresos en clínicas de rehabilitación llevaron a la cantante a su peor momento personal y musical. Privada de la custodia de sus hijos y tutelada por su padre, Britney Spears lanzó Blackout tras cuatro años de silencio. Gimme more fue bien recibida por su público pero sus apariciones públicas dejaban claro que no estaba recuperada. La solista apenas realiza coreografías en vídeos como Piece of me o Radar, ni en sus actuaciones en directo y ni siquiera hay gira de conciertos para este elepé. Circus supuso el verdadero regreso de Britney. Womanizer, Circus o If you seek Amy fueron los sencillos con los que la cantante volvía a triunfar en todo el mundo ofreciendo numerosos conciertos medio mundo. Con este trabajo logró vender casi cuatro millones de discos, seis veces menos que con su disco de debut pero con cifras sensiblemente superiores a su predecesor. Buena prueba de su recuperación y de su madurez es 3, canción con la que promocionó su segundo álbum recopilatorio. De la niña con coletas y falda que hablaba de segundas oportunidades en el amor habíamos pasado en una década a una mujer increíblemente sexual hablando de tríos. Aunque en todo ese proceso, y salvo en sus años más oscuros, nunca faltó su inconfundible melena rubia. Britney era una Femme fatale en su séptimo álbum de estudio del que merece la pena destacar Hold it against me y Till the world ends. No aptos para aquellos que sufren del corazón. Scream & Shout es el último éxito musical en el que ha participado para el disco de Will.I.Am. La Britney Spears de este vídeo casi ha duplicado en edad, 31, a esa jovencita de instituto que se coronó como la Princesa del Pop. El objetivo de la solista en 2013, en el que publicará nuevo disco, es recuperar el terreno perdido frente a mujeres como Lady Gaga, Katy Perry, Rihanna o Beyoncé que le están disputando el trono. Work bitch es el primer single de su esperadísimo nuevo disco.

¡SUSCRÍBETE!

IMPRESCINDIBLES

Estos chicos van a tener difícil ligar con estas fotos de perfil

Aprende aquí qué posturas nudistas NO debes adoptar

Looks míticos de Eurovisión

A veces se habla más de eso que de música

Desnud@s en las portadas de sus discos

Quitarse la ropa está de moda

La modelo con síndrome de Down que lo peta

Con tan solo 18 años