Archivado en:

"Estoy encerrado como Lindsay Lohan". Esa es la frase que desató la polémica y desembocó en una demanda de Lindsay Lohan contra Pitbull. Todo porque el productor latino había dicho esas palabras en la canción Give me everything junto a Ne-Yo, Nayer y Afrojack. El tema en cuestión no le sentó muy bien a la Lohan que decidió acudir a los tribunales.



Sin embargo, dos años después de que se iniciara el proceso judicial, a la cantante y actriz le ha salido el tiro por la culata y en lugar de recibir una indemnización millonaria tendrá que pagar 1.500 dólares por haber plagiado documentos legales del caso.

Toda la defensa de Pitbull se ha basado en la defensa del derecho a la libertad de expresión y la creatividad de los artistas.

Última hora 40

IMPRESCINDIBLES

Viral: Una versión a pedos del Anaconda de Nicki Minaj

Tenemos mucho tiempo libre...

Internet le da más poderes todavía a Chuck Norris

La leyenda que rodea al popular actor sigue creciendo

Celebrities que lo enseñaron todo sin querer

Lily Allen, Laura Pausini o Gaga y sus malas pasadas