¿Qué fue de Junior?

¿Qué fue de Junior?

Mientras participaba en la serie de televisión, Upa Dance, en 2003 Junior Míguez llegó al nº1 de Los 40 principales con Down. El tema pertenecía a su primer álbum, El príncipe de los gatos. En aquellas canciones su sentir flamenco se mezclaba con sus vivencias urbanas creando una fusión que, por aquel entonces, llamó la atención. Ayudó el hecho de que ya le hubiéramos visto como alumno de la serie de televisión Upa Dance. Junior cantaba pero también bailaba, era coreógrafo de profesión, y aunque se ganó las críticas de los raperos más puristas, logró hacerse un hueco en el difícil mercado de la música.

Ahijado de Lola Flores y Bambino, Junior nació en Málaga aunque de muy niño se trasladó al barrio de Triana, en Sevilla. Con sólo 12 años descubrió el hip hop y, desde entonces, le acompaña en todo lo que hace. Después de su primer disco llegó un segundo, Niño flama. Pero cuando estaba en su mejor momento tuvo que parar por culpa de un cáncer.

Tras recuperarse de su enfermedad volvió, cuatro años después con Indomable. Era 2009, la industria discográfica ya sabía lo que era la crisis y los resultados no fueron tan buenos como los de su debut.

En 2013 regresó, después de cinco años sin saber mucho de él y apadrinado por Alejandro Sanz, del que fue telonero en una de sus giras por España y México. Ha regresado con un proyecto que él mismo ha definido como “transgresor, salvaje, comprometido, viejo y moderno a la vez”.


Como nombre ha tomado el código postal de su querida Triana, La 41010, y no está solo, le acompaña su pareja, La Flaka, una flamenca de cuna. Ya han grabado su primer single, Gallo Romeo, y han recurrido al crowdfunding para el álbum. Les deseamos suerte en su nueva aventura.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Analizamos cómo está la cosa
Alborán le cuenta su año sabático a Tony Aguilar

“Necesitaba meterme en el metro y hacer vida normal”

Alborán le cuenta su año sabático a Tony Aguilar

Alguna de ellas, mejor no decirla en público

10 frases de Soy Una Pringada que ya has hecho tuyas

Alguna de ellas, mejor no decirla en público