• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • ESTILO
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • GIRAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES MARCA

    ¡¡Cuidado con lo que comes!!

    Cuántas veces hemos oído a nuestras madres exclamar la frase ¡¡Cuidado con lo que comes!!, sobre todo cuando nos vamos de viaje y desconocen con qué nos vamos a alimentar durante nuestra estancia fuera de casa. Si por ellas fueran llevaríamos las mochilas llenas de tuppers, con fabada, tortilla de patata y filetes empanados, pero como esto no es lo más recomendable y siempre es bueno probar nuevos sabores aquí dejamos, para los más valientes, una serie de platos cuyos ingredientes son bastantes peculiares y sin duda, no aptos para los paladares más exquisitos. ¿Os atrevéis a probar alguno de ellos?

    Hormigas culonas (Colombia)

    ¿Te imaginas comer albóndigas con salsa de hormigas culonas, puré de patatas y hormigas culonas añadidas? Suena apetecible ¿Verdad? Pues si viajas al Departamento de Santander en Colombia puedes probar este plato cuyo ingrediente estrella es, sin lugar a dudas, la hormiga culona. Estos apreciados insectos alados y de gran tamaño, tanto que a veces recuerdan más a una abeja que a una simple hormiga, cuentan con una peculiaridad, y es que no todas las hormigas culonas son comestibles ya que sólo sirve para el consumo la hormiga reina que se recoge en los meses lluviosos del año cuando sale a aparearse.

    Vídeo obtenido de El rincón de Sele

    Arañas fritas

    Si lo de las hormigas culonas os ha parecido un pelín desagradable, esperad a ver el plato estrella de Kampong Cham, una de las provincias de Camboya. Pues sí, en esta región, y más concretamente en el pueblo de Skuon, no se les ha ocurrido otra cosa que incluir en su dieta unas deliciosas ¡arañas fritas! Y es que no hay nada mejor que un buen plato de arácnidos bien crujientitos para reponer fuerzas. Además este plato camboyano se ha convertido en todo un reclamo para los turistas que acuden a ver los mercados dónde se venden las arañas y dónde los más valientes deciden poner a prueba sus estómagos intentando degustar este inusual manjar, tanto es así, que al pueblo de Skuon se la ha comenzado a llamar por parte de los foráneos que lo visitan SpiderVille o ciudad de las arañas.

    Balut

    Si os digo que una de las delicatesen que podéis comer en gran parte de Asia es un huevo de pato cocido os parecerá normal, incluso apetecible, pero si os digo que el huevo en cuestión contiene en su interior un embrión perfectamente formado la cosa cambia, ¿verdad? Pues sí, el balut es un huevo de pato ya fertilizado que se cuece, al igual que lo hacemos con un huevo de gallina. Comer balut es toda una experiencia, primero se debe de romper la cáscara de huevo y sorber el líquido que se desprende, después, con un poco de sal o pimienta, se come el resto del contenido, es decir el embrión. Se dice que este plato contiene efectos afrodisiacos y que su consumo es muy recomendable y saludable ya que es una gran fuente de proteínas, aunque yo, puestos a elegir, me quedo con los huevos fritos con chistorra de de toda la vida, que aunque no sean tan sanos están bien buenos.

    Casu Marzu

    ¿Sois amantes del queso? ¿Os coméis el cabrales a cucharadas? Pues seguro que no habéis probado el deliciosos Casu Marzu, que literalmente significa, queso podrido. Este queso originario de la isla de Cerdeña en Italia caracteriza por contener en su interior larvas de mosca que se introducen para conseguir un mayor grado de fermentación. Pero la pregunta es... ¿estas larvas se comen? Algunas personas suelen limpiar el queso antes de comerlo, pero muchos dejan las pequeñas larvas, que se presentan en forma de gusanos blancos, como parte de este manjar.

    Murcielago a la brasa

    Efectivamente, los murciélagos también se comen en muchas partes del mundo, pero sobre todo es muy popular en Indonesia, dónde es muy normal encontrar puestos callejeros que sirven este alimento. Estos animalillos se cocinan a la parrilla con diferentes especias, como ajo y pimiento picante y dicen que su sabor es muy parecido al pollo. Espero que os haya parecido un post “apetitoso”, yo por si acaso creo que voy a reconsiderar lo de llevarme el tupper de mi madre a los viajes. ¿Y vosotros? ¿Seríais capaces de alimentaros de arañas fritas o de hormigas culonas? Si no saben tan mal…

     


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?