tv

Entrevista

Jesús Castro: “En ‘Mar de plástico’ ni estaba bien ni me creía mi personaje”

Hablamos con el niño más travieso de la pequeña y la gran pantalla

Jesús Castro: “En ‘Mar de plástico’ ni estaba bien ni me creía mi personaje”

Jesús Castro está de moda, y con razón. Tras enamorarnos con El niño, el actor lleva un año y medio empalmando trabjos de éxito con los que se está consolidando como una de las grandes promesas del cine y la televisión españolas.

Ahora, tras un temporada en Mar de Plástico de la que no parece guardar muy buen recuerdo, Castro vuelve a meterse en la piel de un narcotráficante en Perdóname señor, tras su breve pero intensa incursión en El Príncipe. Un papel que le va como anillo al dedo y con el que demuestra que, tras esos ojos azules y esa mirada de niño bueno, se esconde un rebelde capaz de encandilar a la mismísima Paz Vega.

Paz Vega ha confesado que trabajar contigo es un gusto. ¿Cómo es trabajar con una actriz tan reconocida en todo el mundo?

Trabajar con Paz Vega es un lujo, siempre está ayudandome. Además le pedí que siempre que creyese conveniente me diese algún consejo.

¿Qué tiene este personaje de 'El niño'?

Este personaje controla más que El niño. El otro era más inconsciente y se metía porque le liaban, pero este tiene sus metas más claras. Así que cuando quiere algo va a por ello. Además, es más poderoso que el Niño, tanto mental como físicamente.

Protagonizas en esta ocasión una historia de amor con Lucía Guerrero…

Sí, estoy encantado. Además de ser una chica preciosa, buena persona y buena actriz, me está ayudando mucho. Aquí aprendes hasta del que lleva el camión. Me pongo en modo esponja...Cuando gente así habla, te callas y aprendes.

Después de una jornada dura y muy aprovechada toca descansar un poco...Sean buenos familia que os conozco..😈😈

Una foto publicada por Jesús Castro (@jesuscastroactor) el

¿Qué tal es trabajar en casa?

Es una oportunidad única y también me sirve para revivir mi infancia. Volver a Barbate o Caños es como regresar a la época anterior a El niño, donde yo venía a veranear y a tomarme algo. Es algo muy especial.

¿Cómo ha sido el cambio?

Ahora busco planes más íntimos porque la gente te pide fotos y no te deja disfrutar. Como ya no me compensa eso prefiero hacer una quedada con amigos en casa de alguien y así estar más a gusto.

Paz Vega afirma que Barbate es la nueva Miami de los años 90…

Barbate está muy poco explotado. Con todo lo que hay aquí bueno –gastronomía, playas, el atún que hay- deberíamos explotarlo mejor y darlo a conocer. Si esto fuese otro sitio sería la leche.

¿Crees que sentará mal que se asocie Barbate al narcotráfico?

No, la gente va a decir que nadie que ha sacado Barbate tan bonito. Además, no nos centramos sólo en el narcotráfico; sí es verdad que está ahí y mi personaje está metido en ese mundo pero no todo el mundo en Cádiz y Barbate se dedica a eso. No se puede generalizar.

Ser actor no es tan bonito como se pinta

¿Tú salida de Mar de Plástico fue voluntaria o tuviste que elegir entre uno de los dos papeles?

Fue voluntaria. En Mar de Plástico no terminé de coger el personaje porque era un nazi con la Cruz de Gamada, que es la simbología más fuerte que puede llevar un Nazi, y a mí me lo prepararon como alguien que ve un negro y directamente lo ignora o lo revienta. Sin embargo, en el segundo capítulo le dice a Fara que le gusta su color de piel y la empotra contra el armario… Si no terminas tú de creerte tu propio personaje, es muy difícil que el público te crea.

Además entre el calor de Almería, los plásticos y el personaje, llegó un punto en el que me planteé parar. No quería eso y no estaba bien mentalmente ni físicamente, y sólo pensar en otros seis meses así…

¿Estás preparado para hacer un personaje diferente?

Sí, todo lo que sea salir de este registro me apetece mucho y si me lo ofreciesen lo trabajaría, pero si te llega un personaje como este no me voy a poner exquisito y decir '¿otro narcotraficante?'.

Lo de actor te pilló de improvisto ¿Cómo has aprendido a prepararte cada papel?

Trabajo con un coach, y entre trabajo y trabajo me preparo con él los personajes. Nunca me han gustado la escuelas típicas de interpretación porque creo que mentalmente no te hacen bien, y que a veces te quitan un poco esa naturalidad y lo mecanizas todo sin dejar espontaneidad. Conozco compañeros que así han acabado como un cencerro, tal cual, con la moral por los suelos…

¿Cómo vive tu familia tu nuevo estatus de famoso?

Con mucha naturalidad. A mí me sorprende, porque incluso mi hermana pequeña con 9 años ve normal que me pidan fotos y hasta ella me las hace. A ella le encanta este mundillo y un día quiere ser modelo, otro cantante, otro actriz… (Risas) Y mis padres lo llevan como deben de llevarlo, como un trabajo diferente.

¿Le recomendarías a tu hermana ser actriz?

No es tan bonito como se pinta. Mi padre siempre dice que cuando ves a un Miura desde fuera parece un novillo pero cuando te metes en la plaza ves que es un Miura de verdad. Con esto pasa lo mismo: desde fuera parece que vivimos todos muy bien pero desde dentro te das cuenta del curro que hay detrás, que me da pena que no se vea porque al final es sacrificio, mucho estudio, muchas horas de sueño… Si ella en un futuro me dice de verdad que se quiere dedica a esto yo la ayudaría en todo lo que sea, pero si se dedica a otra cosa mejor.

Si pudieses volver atrás ¿rechazarías el papel de 'El niño'?

No. Es lo mejor que me ha pasado, porque además me ha dado ganas de aprender y eso es algo que en mis trabajos anteriores no me pasaba. Aquí aprendes mucho, conoces a mucha gente, disfrutas de la convivencia… Somos cien personas conviviendo y trabajando por lo mismo. Además, cada día tienes un texto y una localización diferente, no es como el típico trabajo que desde las 8 hasta que sales sabes lo que vas a hacer.

¿Sabes ya dónde te vamos a poder ver después?

Tengo algún proyecto pendiente que si me sale puede estar muy bien. Es de televisión, pero no sería en España.

¿Ganas de dar el salto?

No, yo ahora estoy disfrutando mucho en España y aprendiendo de actores y actrices muy buenas. Pero si de repente me sale algo fuera me vendría bien cambiar de aires y seguir aprendiendo fuera.

¿Te ha cambiado esta experiencia a nivel personal?

Me ha hecho aprender mucho y madurar como persona, pero yo no he cambiado nada. Tengo las mismas prioridades: mi familia y los que han estado siempre. Si cambia alguien, que sean los de fuera, pero no yo. Si no, tienes un problema, y si a mí no me ha pasado ya con toda esta vorágine no creo que me pase.

Comentarios

comentarios
DARSE DE ALTA

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de LOS40.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

¡SUSCRÍBETE!