10 momentos en los que Una Rubia muy Legal se adelantó a la moda de 2016


Avatar

Alberto Sisí Sánchez

Redactor cine y tendencias LOS40.

Rosa, rosa, rosa y si faltaba un poco, algo más de rosa. Ese era el mantra de Elle Woods, el entrañable personaje interpretado por Reese Witherspoon en Una Rubia muy Legal, película aparentemente tonta con enorme trasfondo que se estrenó en 2001 y tuvo una continuación en 2003. La película fue el espaldarazo que Whiterspoon necesitaba en su carrera y construyó un icónico personaje que todos recordamos gracias a su interpretación.

Y es que Elle Woods era una chica tonta de California que se trasladaba por amor a una prestigiosa facultad de derecho de la Ivy League. Y no, la realidad es que de tonta no tenía un pelo y también que sus looks han sido lo mejor que ha pasado por la gran pantalla desde Fuera de Onda. ¿Y de qué se viste una pija de California para asistir a Harvard?

Pues de Chanel, como no podía ser de otro modo. La firma francesa siempre ha estado asociada al glamour clásico al otro lado del charco. Y también los vestiditos a lo Jacqueline Kennedy, los copetes, las boinas, las corbatas. Y, bueno, los vestidos que le pone a su perrito Bruce, abiertamente gay. Y los que lleva su amiga la peluquera, protagonizada por Jennifer Coolidge, Paulette Bonafonte.

La película es toda una orgía de colores y de estética que nunca está de más revisionar. Nosotros te hemos recuperado los diez momentazos de la moda de las dos entregas y el resultado es como un enorme algodón de azúcar.


Comentar