¿Realmente podemos prescindir de fotos tan adorables como estas?


‘Oversharing’ es la palabra con la que conocemos el fenómeno, cada vez más extendido, de compartir cada paso que da tu hijo, en las redes sociales. Nos hemos habituado a ver vídeos virales de pequeños riendo, llorando o dando un traspiés. Eso por no hablar de las adorables fotos que publican las celebrities con sus pequeños.

Fotos que podrían tener su tiempo contado. De momento ha tomado la iniciativa Francia donde se ha redactado una normativa que permitirá poner multas de hasta 45.000 euros y penas de un año de prisión a los padres que publiquen fotos íntimas de sus hijos sin su consentimiento. Entre los argumentos está el de las redes de pornografía infantil que utilizan sus caras para sus montajes y ahí no podemos decir nada. Pero, más allá de las malas prácticas, es tierno y bonito ver a unos padres o hermanos demostrar su amor por la familia.

Ahora que nos hemos acostumbrado, ¿podríamos prescindir de momentos tan adorables como ver a Adam Levine con su recién nacida o a David Beckham con la baba caída cuando le da un beso su pequeña Harper?


Comentar