Escucha radio en directo y las nuevas radios online
¿Y si las canciones tuviesen segundas partes?

¿Y si las canciones tuviesen segundas partes?

¡Al igual que las películas, las canciones deberían tener segundas partes! Nuestros temas favoritos hablan de historias que nos atrapan durante cuatro minutos y de los que nunca volvemos a saber nada. ¿Pero qué pasó con los protagonistas de estas canciones tras la última nota?

Movidos por la curiosidad y echando mano de la imaginación, aquí traemos siete temas que bien podrían ser las segundas partes de otros. ¿Por qué no?

La Oreja de Van Gogh: Pop y Esa Chica

No es difícil imaginar que Esa chica, uno de los nuevos temas de La Oreja de Van Gogh, es la segunda parte de uno de sus primeros éxitos: Pop. Y es que ambas canciones bien podrían hablar de la misma artista: Mientras que en Pop conoceríamos a una joven promesa del mundo de la música que empieza a ganar mucho dinero; en Esa Chica podríamos ver a la misma cantante 16 años después, que a pesar de tener todo el éxito del mundo añora una vida más sencilla, alejada de los focos. ¿No creéis?

Beyoncé: If I Were a boy y Run The World

If I Were a boy y Run The World de Beyoncé también podrían ser la primera y segunda parte de una historia. Mientras que en la primera habla sobre las facilidades que tienen los hombres en el día a día; en Run The World, la cantante hace un llamamiento a todas las mujeres para reivindicar su posición. Dos canciones que por su temática están muy unidas.

Shakira: La Tortura y Veneno

Muchas de las canciones de Shakira podrían formar parte de una misma historia, ¡solo hace falta ordenarlas! Pero en pleno auge de su tema Chantaje con Maluma, propongo traer otro de sus duetos más exitosos. Y es que La Tortura podría ser perfectamente la primera parte de una historia continuada por No (Ambos temas de su disco Fijación Oral). En la primera canción encontraríamos una relación complicada entre los protagonistas; en la segunda, la mujer, ya cansada de esperar a que cambie su pareja, decide poner fin a su tormento.

Taylor Swift: Mean y Blank Space

En 2010, Taylor Swift lanzó su tema Mean. En él cantaba acerca de una chica que no en bien tratada por alguien y sueña con vivir en la gran ciudad para ser lo suficientemente importante como para que no le hagan daño. Bad Blood podría ser la segunda parte de la misma historia donde años después la chica de la primera canción está llena de confianza y no quiere huir de sus problemas sino enfrentarse a ellos.

Bruno Mars: Just The Way You Are y Marry You

Bruno Mars cantaba al mundo entero lo enamorado que estaba en Just The Way You Are. ¡Estaba enamorado y la chica a la que le dedica la canción era lo más maravilloso de su mundo! De este modo, Marry You, podría ser la segunda parte de la canción, donde Bruno Mars le propusiese matrimonio. ¡Y es que quién no quiere irse de boda!

Morat: Eres mi nuevo vicio y Cómo te atreves a volver

Hace dos años Paulina Rubio y Morat cantaron Eres mi nuevo vicio. Una canción dónde los protagonistas se preguntan por qué continúan estando juntos apostando por su relación cuando no va a ninguna parte. Y es que la comparan con un vicio, y todos sabemos que nada en exceso es bueno.

En Cómo te atreves a volver, el temazo de Morat que ha arrasado este año, el grupo colombiano, tras años sin saber de ella, podría estar cantándole a la protagonista de la anterior canción. ¡Es que no es nada fácil olvidar una relación tan intensa!

Rihanna y Eminen: Love The Way You Lie Part.1 y Part.2

Aunque nosotros hemos propuesto algunos temas para que sean las segundas partes, existen algunos que ya cuentan con la suya. Rihanna y Eminen no tuvieron suficiente con cuatro minutos para contar su historia. De este modo su éxito Love The Way You Lie tiene parte 1 y parte 2. ¿Las has escuchado?

TE RECOMIENDO


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR