Escucha radio en directo y las nuevas radios online

One Punch Man, por fin en Blu-Ray

Saitama hará que tus navidades sean más divertidas

One Punch Man

Ya estamos en esa época de las listas de Papá Noel y pensando "qué" regalamos a "quién". Para todos aquellos que quieran encontrar su regalo dentro del catálogo del entretenimiento animado, llega One Punch Man; posiblemente el anime más divertido que haya visto un servidor en años.

Saitama ha entrenado demasiado. Tanto que ha conseguido dos cosas; la primera es quedarse calvo (uno no puede dedicar toda la vida a algo tan radical sin perder algo a cambio...), la segunda es convertirse en el más fuerte del mundo, lo que hace que sólo necesite un puñetazo para acabar con sus enemigos.


Como veis, la premisa de One Punch Man no pretende descubrir una nueva etapa intelectual en el sector, pero es precisamente esa falta de seriedad y el hecho de que sabe no tomarse demasiado en serio su propio guion lo que hace que esta serie se convierta en algo excepcional.

Los primeros cuatro episodios son simplemente desternillantes. Una ristra de personajes malvados buscando su hueco el mundo de Saitama. Cada villano que asoma el hocico por Ciudad-Z (en ella vive nuestro héroe) es más ridículo y retrasado que el anterior, lo cual convierte los encontronazos en un fragmento hilarante de chistes que culmina con unos minutos de excelente animación.


El desfile de personalidades simplemente no tiene precio; desde un héroe homosexual que acaba en prisión por acosar a sus compañeros, pasando por un villano cangrejo, un monstruo-coche llamado turbo-tunning o una pandilla de calvos que simplemente no quiere trabajar (que además conseguirá que Saitama sea tratado como villano, por calvo)... Cada episodio esconde una nueva identidad, a cual más absurda, y siempre interpretada en el doblaje castellano con el descaro necesario (creo que es de las pocas series que prefiero ver doblada).

A partir de esos cuatro primeros episodios, la serie busca asiento en la necesidad de Saitama por hacerse famoso; lo que lleva al héroe y a su fiel y pesado aprendiz "Genos" (un ciborg que idolatra a Saitama y que no se despegará de él para seguir su camino) a pasar las pruebas necesarias para entrar en el listado de superhéroes del que dispone el gobierno; apuntados y clasificados en un ranking según su valía.

De verdad os digo que, a mis 30+ años, creo que no me he reído con una serie de animación como lo he hecho con One Punch Man; pero no todo es carcajada...

Cuando decimos que la animación es "excelente" queremos decir precisamente eso; "excelente". Cuando reina la calma es un anime más, pero cuando llegan los guantazos sale lo mejor del estudio de animación Mad House y OPM deja en pañales a cualquier otra serie que tengáis en estima. Quizás sea porque son sólo doce episodios y 6 ovas cortitas, pero el esmero en la animación de los combates de esta serie no tiene precedentes.

Muy divertido también el uso de diferentes estilos de dibujo dependiendo del momento que se vive en el episodio; Pocos trazos y proporciones descuidadas para ridiculizar... y la búsqueda del detalle y la figura realista para añadir drama y que el espectador pueda tomarse en serio las secuencias de acción. Un equilibrio peligroso pero que el anime de One Punch Man maneja con maestría, consiguiendo el producto final más divertido que podéis encontrar.


Parece que en Japón ya existe la promesa de que One Punch Man vuelva con una segunda temporada; hasta entonces, esta primera y las 6 ovas son todo lo que tenemos y Selecta-Visión edita todo el paquete en Blu-Ray y DVD para que vuestras navidades se animen un poquito. Si sólo tienes dinero para apostar por "una cosa", esa debería ser One Punch Man, y si no sabes cuál regalar, tres cuartos de lo mismo...


TE PUEDE INTERESAR

Serie mítica en formato definitivo. ¡Viva el anime en Blu-Ray!

JoJo's Bizarre Adventure llega a España

Serie mítica en formato definitivo. ¡Viva el anime en Blu-Ray!

Un ‘Superman de barrio’ entrañable

HUCK llega al “universo Millar”

Un ‘Superman de barrio’ entrañable