Cuando tu padre cree que puede ser gimnasta

Ash es la hija y Álex, su padre. Son de Melbourne. La niña es gimnasta y es muy buena, y su padre, muy perseverante. Triunfan en las redes con vídeos en los que Álex intenta imitar los movimientos de su hija de nueve años. La pequeña supera cada reto, y su padre se queda casi siempre en intento. ¡Dale al play!



Comentar