Escucha radio en directo y las nuevas radios online

La muerte de Carrie Fisher cuesta 50 millones de dólares

Disney podría recibir esa cantidad como compensación por su fallecimiento

Carrie Fisher

La muerte de Carrie Fisher, la mítica princesa Leia de Star Wars, no solo ha dejado un reguero de pésames y condolencias en la meca del cine y en las redes. Además, su fallecimento podría ser un asunto sumamente lucrativo para Disney.

Al parecer, la compañía, encargada de la distribución de la película Star Wars: el desperta de la Fuerza y de las dos siguientes películas previstas de la saga, había firmado una póliza con una compañía de seguros que contemplaba una indemnización de 50 millones de dólares (casi 48 millones de euros) para el caso en el que la actriz no pudiera concluir las tres películas, según publica New York Post.

TFW there’s a foul stench right in front of you and you can’t get away. #StarWars #ThrowbackThursday

Una foto publicada por Star Wars (@starwars) el

La misma fuente, que cita a la revista Insurance Insider, asegura que se trata de la cobertura más cara pagada por una persona de la historia.

Tras saltar a la fama en la primera película de La guerra de las galaxias, de 1977, y protagonizar las dos siguientes películas de la saga, Carrie Fisher se reincorporó a Star Wars el año pasado con El despertar de la Fuerza. Además, se había comprometido a aparecer en otras dos entregas.

Al parecer, la actriz ya había terminado la grabación de la próxima película que se estrenará en diciembre, el Episodio VIII, pero no la siguiente, el Episodio IX, lo que podría obligar a los creadores a reescribir el guion o a usar efectos visuales para 'insertarla' en la cinta, ya que, según numerosos medios, la actriz tenía en ese largometraje un "papel importante"

Fisher murió el pasado 27 de diciembre, a los 60 años, después de sufrir un ataque al corazón durante un vuelo de Londres a Los Ángeles, llenando las redes de estupor y homenajes. Un día después, fallecía su madre, la también actriz Debbie Reynolds, a los 84.

La hija de Fisher, la actriz Billie Lourd, homenajeaba hace unas horas a su madre y a su abuela en Instagram. "No hay palabras para expresar cuánto echaré de menos a mi Abadaba (como llamaba a su abuela) y mi número 1 y única madre 'Momby'", ha escrito junto a una fotografía en la que aparece con las dos.

Antes, Taylor Lautner, su novio, le había mostrado su apoyo en las redes.