Manga

Conoce a Naoki Urasawa

El maestro del suspense en el manga

Urasawa

Naoki Urasawa (Japón, 1960) tiene algo, un talento especial para hacer que te enganches a sus obras, cosa que viene sucediendo durante toda su carrera de casi tres décadas. Y da igual el género. Ha atraído a gente con tramas deportivas, como Yawara! o Happy, que trataban de judo y tenis respectivamente; un drama sobre un ex-militar como Pineapple Army; una historia de suspense psicológico como Monster; una aventura de ciencia ficción como 20th Century Boys, etc.

Su rango es enorme, pero si algo tienen en común son tramas elaboradas, giros de guión y la gran capacidad que tiene para dejarnos boquiabiertos con el uso de flashbacks y saltos entre distintas épocas. Obviamente tiene trabajos más sobresalientes que otros (lo que le ha valido para ganar numerosos premios), pero Urasawa nunca deja a nadie indiferente, y desde aquí queremos aconsejaros que obras de este autor no deberiais dejar de leer.

No vamos a ordenar en orden de calidad, porque eso siempre es debatible, sino por orden de creación.

Master Keaton (1988)

Taichi Keaton, de padre japonés y madre inglesa, mediana edad, profesor universitario divorciado y con una hija, ese es nuestro protagonista, nada fuera de lo común, pero nada más lejos de la realidad. Taichi en realidad trabaja como investigador privado de seguros, viajando por todo el mundo resolviendo los casos más variopintos usando para ello sus recursos como antiguo instructor del cuerpo de élite británico SAS y de su especialidad en arqueología. El manga está tratado como historias cortas muy entretenidas, ideal para ir conociendo el estilo de Urasawa.

Happy (1993)

Nos cuenta la historia de Miyuki Umino, una chica que antaño fue promesa del tenis, pero que ahora se dedica a cuidar de sus tres hermanos pequeños. Un día la yakuza se presenta en su casa exigiendo una astronómica deuda que el hermano mayor de la familia ha contraído con ellos. Viéndose ante tal problema Miyuki decide recuperar su viejo sueño y convertirse en jugadora profesional para pagar la deuda. No lo tendrá nada fácil pero no cejará en su empeño. Puede no ser la mejor obra de Urasawa, pero ya dejaba pinceladas de lo que estaba por venir.

Monster (1994)

Seguramente la obra más famosa de Urasawa, y por la que muchos le conocen y han ido a buscar las demás. Monster nos pone en la piel del doctor Kenzo Tenma, un cirujano japonés en Alemania, que por salvar la vida de un niño antes que la del alcalde es degradado en su hospital, resultando que el niño era un asesino psicópata que al escapar deja un reguero de muertes del que Tenma acaba como sospechoso. La única manera de librarse es encontrando al niño y demostrar que fue el culpable de lo que pasó.

20th Century Boys (1999)

Lo que empieza siendo un juego de niños acaba como un plan de dominación mundial. Poco se imaginaban Kenji y sus amigos que su imaginación de como se llevaría a cabo la destrucción del planeta acabaría haciéndose realidad, poniendo en jaque a la práctica totalidad de la población, en una especie de juego que solo tiene sentido para ellos, que tuvieron la idea original. La pregunta es, ¿quien pasó de imaginar el plan a llevarlo a cabo? 20th Century Boys cuenta la historia a través de casi cinco décadas de los protagonistas, con constantes saltos en el tiempo, pero contado de manera extraordinaria para que nunca te sientas perdido.

Pluto (2003)

Ambientada en la Alemania futurista, se centra en el policía robot Gesicht, al que le encargan investigar unos extraños asesinatos que traen de cabeza a las fuerzas de seguridad de todo el mundo. El asesino parece estar dando caza a los robots más famosos del mundo y atentando contra algunos hombres de ciencia a nivel internacional, pero lo extraño del asunto es que parece que el autor podría ser también un robot, a pesar de que según las leyes de la robótica estos no pueden dañar a los seres humanos. Pluto parece un homenaje a Astroboy, del considerado dios del manga Osamu Tezuka, cogiendo su idea y creando su propia versión de la historia. Consta de sólo ocho tomos que se te pasan volando, con lo cual es una buena forma de iniciarse con Urasawa.

Billy Bat (2008)

Última obra hasta el momento de Urasawa y recientemente concluida, tiene como personaje principal a Kevin Yamagata, dibujante de origen japonés en la América de finales de los años 40, que tiene gran éxito gracias a su creación Billy Bat, un murciélago detective. Durante la búsqueda de espías en su estudio por parte de la policía, uno de ellos ve los dibujos de Billy y le comenta que ya ha visto ese personaje antes, pero en Japón. Cuestionándose si Billy Bat pudo ser un plagio inconsciente de algo que vio cuando vivía allí, Kevin viaja a Japón a resolver sus dudas, descubriendo que Billy es tan viejo como la propia humanidad, estando detrás de los acontecimientos más importantes que ha vivido la historia. Urasawa vuelve a usar aquí los saltos temporales que tan bien se le dan, para ir hilando una narrativa de la que no se pueden apartar los ojos.

¡SUSCRÍBETE!