polémica

A Alicia Keys no le ha quedado más remedio que borrar esta foto

Menuda se ha liado con el post

A Alicia Keys no le ha quedado más remedio que borrar esta foto

Alicia Keys, sin ánimo de ofender.

Alicia Keys se ha convertido en un referente del feminismo actual y la salvaguarda de los derechos humanos.

Ha demostrado su lucha por la igualdad de géneros con su presencia en las marchas contra Donald Trump o en su campaña contra el maquillaje.

En esa labor que se toma tan a pecho ha publicado una foto portando un nigab en un intento de celebrar la diversidad.

“Nuestra fuerza está en nuestras diferencias. Nuestro poder está en nuestra diversidad. Somos Bellas. Todas nosotras. Cuando nos vemos unas a otras, nos estamos viendo a nosotras mismas”, escribía junto a la foto.

En principio, su gesto no tiene nada de censurable dada que su intención es de lo más loable pero no todos lo han visto así, sobre todo las mujeres musulmanas que lo han interpretado como una ofensa.

“¡Deberías avergonzarte! No tienes ni idea de qué clase de sufrimiento nos causa esa mierda negra a las mujeres musulmanas de Oriente”, escribía una seguidora, “no puedes defender un símbolo de opresión. Déjame iluminarte sobre esto: las mujeres de Oriente Medio no tenemos el lujo de practicar el derecho a vestirnos. Se nos fuerza a llevar un uniforme específico como el mostrado en tu post y tanto el gobernó como la sociedad nos castiga si decidimos caminar por la calle llevando cualquier otra cosa”.

Quizás el elemento elegido por Alicia Keys para mostrar su apoyo a la diversidad ha sensibilizado a las mujeres que no tienen la libertad de elegir si usarlo o no.

Y ahí no quedan las críticas. Otra de las usuarias dejaba entrever la parcialidad de su feminismo.

“Este es el vivo ejemplo de cómo las feministas occidentales nos han traicionado. Me siento muy decepcionada. Rompe el corazón ver cómo todo el mundo está contra ti, incluso las mujeres musulmanas liberales están sufriendo, pero nadie nos ayuda. No tenemos ningún lugar al que huir. La izquierda progresista y el feminismo occidental nos sigue traicionando y defendiendo nuestra opresión”.

Es lo que tienen las redes sociales, que cualquier gesto se puede malinterpretar y causar un revuelo que era difícil de imaginar.

A la cantante no le ha quedado más remedio que borrar el tuit de la polémica, algo que muchos han agradecido.

¡SUSCRÍBETE!