Escucha radio en directo y las nuevas radios online
Un mono enloquece durante un espectáculo en un zoo y empieza a tirar caca a los espectadores

Un mono enloquece durante un espectáculo en un zoo y empieza a tirar caca a los espectadores

¡Monos y caca! Un binomio infalible para la comedia.

En un Zoológico de Michigan, este finde ha pasado algo muy loco. Durante un espectáculo con chimpancés, uno de ellos se volvió un poco tururu y empezó a lanzar sus heces a los visitantes.

¡Se le fue la pinza al pobre monete!

Hay un vídeo “dramático”, que se ha hecho viral, y que no os recomiendo ver antes de haber desayunado, en el que se ve como la peor parada es una abuela que disfrutaba del show sentadita en el público… ¡y con la que el mono acierta de lleno!

Se podría decir que a la pobre pensionista le tocó el souvenir sin haberlo pedido.

Se vivieron momentos de mucha confusión, pero quién sabe si ahora el zoo pueda utilizar esto como reclamo turístico, al estilo de la “Tomatina”.

Sin embargo, lo mejor de todo es que, según un estudio, lo de que los chimpancés lancen caca es más habitual de lo que podéis imaginar y es al parecer un signo de inteligencia.

¡Ay, mono malo, que no respetas nada!

Resulta que ahora va a haber que cambiar lo de “tienes más peligro que un mono con dos pistolas” por algo un poquito más… bueno, ya me entendéis. Más guarrito.

TE RECOMIENDO

MÁS SOBRE:


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Los gallitos y las gallinitas vuelven a Anda Ya para llenar el programa de locura

La increíble historia de las cacas de unicornio

Los gallitos y las gallinitas vuelven a Anda Ya para llenar el programa de locura

El hombre del momento nos da las claves para entender su nuevo álbum ''Ídolo''

C. Tangana anuncia que quiere colaborar con Romeo Santos

El hombre del momento nos da las claves para entender su nuevo álbum ''Ídolo''

Minuto tras minuto va acumulando tensión hasta que no puede aguantar más... ¡Y como para no!

Una andayera explota en la broma de Sanber

Minuto tras minuto va acumulando tensión hasta que no puede aguantar más... ¡Y como para no!