Estos son la cabecera y el vestido de Carrie Bradshaw que pudieron ser y no fueron

Estos son la cabecera y el vestido de Carrie Bradshaw que pudieron ser y no fueron

Avatar

Alberto Sisí Sánchez

Redactor cine y tendencias LOS40.

Cuando en el año 1998 se estrenó Sexo en Nueva York en la cadena HBO, una emisora de pago estadounidense, pocos podían imaginar que la serie ideada por Darren Star se convertiría años después en un reflejo de la moda y las relaciones en Manhattan.

Estos son la cabecera y el vestido de Carrie Bradshaw que pudieron ser y no fueron. 

Tanto es así que su mítica cabecera, en la que vemos a la actriz Sarah Jessica Parker empapada por un autobús que lleva un anuncio de su columna mientras luce un tutú y una camiseta rosa, no se pensó que fuera a ser así en un primer momento.

En estos días hemos visto la idea original que rondó la cabeza de los productores de la serie para su apertura y aunque si, el autobús sigue estando presente, la imagen no tiene nada que ver con lo que imaginábamos.

Estos son la cabecera y el vestido de Carrie Bradshaw que pudieron ser y no fueron. 

En vez de tutú Carrie lleva un vestido de Marc Jacobs en un color azul metalizado que fue un superventas en ese año y uno de los favoritos de modelos como Kate Moss.

En vez de salpicadura, lo único que le pasa a la escritora es que se tropieza al verse en la publicidad del autobús de línea.

Los responsables del show decidieron entonces quedarse con la otra cabecera aunque Marc Jacobs, el propio diseñador del vestido descartado, no ha dudado en compartir la cabecera en la que él hubiera tenido un protagonismo que no se esperaba.

Kate Moss in the Marc Jacobs Spring '98 runway show wearing the dress that Carrie almost wore in the opening sequence of #SexAndTheCity 💙

Una publicación compartida de Marc Jacobs (@marcjacobs) el

TE RECOMIENDO


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR