Los pequeños eternos

Los pequeños Eternos, una propuesta diferente

Hoy descubrimos una propuesta diferente. ECC Ediciones publica en nuestro país El libro de cuentos de los pequeños Eternos, un cuento de estructura tradicional, exquisitamente ilustrado que podría (o podría no) ser perfecto para leer a un retoño antes de dormir.

Jill Thompson (autor del cuento) se vale de "Los Eternos" de Neil Gaiman (personajes con una fuerte y larga trayectoria que personifican diferentes fuerzas y poderes del universo) para crear una historieta divertida y, por encima de todo, deliciosa a nivel visual.


Los que esperen una historia "adulta" que pierdan ya la esperanza. Pese a la procedencia de sus protagonistas, el uso que Jill Thompson hace de ellos tiene un fin enteramente infantil.

La historia cuenta como Barnabás, el perro de Delirio, busca a su dueña por el 'mundo real' y por los reinos de cada uno de los Eternos. No tiene más.

Como os decía, un cuentecito de 56 páginas (con su página de texto y su página de dibujo), de lectura anecdótica para un adulto, cariñosa para un pequeño y, sobretodo, una obra de arte que no debería faltar en vuestra estantería.


No se puede decir mucho más. Si aprecias el buen dibujo y las acuarelas, este libro debería convertirse en un referente en tu biblioteca. Para el resto, una historia simpática, agradable y (lo dicho) para niños.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Un abrazo de un superhéroe cura cualquier cosa.

En Marvel no gustan los abusones

Un abrazo de un superhéroe cura cualquier cosa.

Otro color imprescindible de Loeb y Tim Sale

Te descubrimos Spider-Man: Azul

Otro color imprescindible de Loeb y Tim Sale

Un clásico indispensable

Así es Daredevil: Amarillo

Un clásico indispensable