Coachella 2017, la fiesta más grande y envidiada del planeta

Coachella 2017, la fiesta más grande y envidiada del planeta

Cada año el desierto de Indio (California) recibe una nueva edición del festival Coachella, que tiene un particularidad muy interesante: Se celebra en dos pases a lo largo de dos fines de semana seguidos.

El primero fue este fin de semana, con las actuaciones memorables de artistas como Radiohead, The xx, Bon Iver o Kendrick Lamar y un extenso cartel que reúne la vanguardia musical. Desde el viernes 21 al domingo 23 los más de 150 artistas convocados volverán a repetir sobre los distintos escenarios del festival.

Yaro Celis, que presenta LOS40 BlackJack cada domingo junto a Rafa Cebrián, estuvo en el primer fin de semana de Coachella (Rafa irá al segundo) y me hace un resumen de cómo vivió una de las citas musicales más importantes del mundo.

La vida sin Beyoncé

Debido al reposo recomendado por su médico, Beyoncé no pudo estar en Coachella y finalmente fue reemplazada por Lady Gaga, que además aprovechó la ocasión para lanzar una nueva canción.

El cambio no supuso un chasco para los asistentes, según me cuenta Yaro: “Después de superar y aceptar que Beyoncé no aterrizaría en Indio este año, fue más fácil para los presentes disfrutar de Coachella". Y es que el evento está por encima de sus confirmaciones: “Este festival que sigue siendo el más importante de Estados Unidos para los grupos musicales, marcas, la industria musical en general y, por supuesto, los fans”.

Radiohead superaron problemas de sonido con un set memorable. 

La música del futuro

Los nombres grandes de Coachella son realmente sobrecogedores y emocionantes para cualquier ávido seguidor de la música actual. Pero si uno se fija en los nombres pequeños descubre oro puro.

Kaleo interpretaron "Way Down We Go", que ya está en la lista de LOS40. 

“Como cada año, los grupos emergentes y menos conocidos se siguen "robando" el evento. Puede ser porque no tenemos altas expectativas de ellos, porque tienen esa hambre de triunfo que muchos músicos establecidos han perdido, o porque son talentos que no habían sido explotados correctamente hasta el momento”, analiza Yaro.

Su lista de nombres en este sentido: “Chicano Batman, Tennis, Kaleo, Floating Points, Sofi Tukker, The Lemon Twigs, The Avalanches y Warpaint”.

La banda femenina Warpaint volvió a mostrar su poderío. 

En Indio, pero no indie

Por estas latitudes del planeta los festivales están asociados a un movimiento y a un sonido muy específico: El indie. El copresentador de LOS40 BlackJack me da la alegría de la vida cuando me cuenta que a Coachella le gusta ir más allá (y no solo por el hecho de convocar a estrellas del pop como Lady Gaga). “Es difícil navegar y disfrutar estos festivales si no eres amante del hip hop, la electrónica y sus vertientes. Cada año vemos más artistas de esos géneros y menos rock, indie, y alternativo”.

El productor Richie Hawtin tocó también en el primer Coachella, en 1999. 

La mezcla es la alegría

Yaro se detiene en otro razgo de la programación de Coachella, que da alas a la experimentación musical: “El futuro es hoy, y lo que esta aquí para quedarse son las fusiones musicales. Ya sean producciones creadas por supergrupos formados por artistas consagrados como Big Grams (Phantogram junto a Big Boi) o Banks & Steelz (Paul Banks de Interpol junto al mítico rapero RZA); o por nuevos productores como Mura Masa, Mistki, o Kaytranada”.

El featuring recurrente

Los “invitados sorpresa” siguen llamando la atención en Coachella. Yaro repasa algunas de las más aplaudidas este año en Indio.

“Este año tuvimos el placer de ver al rapero Future compartir su set con Migos, Drake, y Ty-Dollar-Sign. El compositor de bandas sonoras Hans Zimmer invitó al genio Pharrell Williams para un par de canciones; y Tove Lo nos sorprendío al subir a Wiz Khalifa al escenario".

WAIT! ¿Un compositor de BSOs en un festival? Sí, escuchaste bien.... 

El ansia colaborativa se vio en muchas más actuaciones: "El rey de Snapchat DJ Khaled sacó todo su arsenal incluyendo A$AP Ferg, French Montana, Rick Ross y 2Chainz; Charli XCX fue invitada por Mura Masa; y Skrillex aparecio en el escenario Sahara con Anna Lunoe”.

El espacio

Si eres como yo, de los que no pueden evitar morir de envidia al repasar el hashtag #Coachella2017 en Instagram, que sepas que no solo se trata de uno de los recintos festivaleros más espectaculares del mundo, es además uno de los más transitados.

“El aforo del lugar aumentó de 99.000 asistentes a los 125.000 en 2017 y eso se notó. Había momentos en los que no se podía caminar. Ir de un escenario a otro podía costarte perder el concierto que querías ver por el tráfico tan denso que había”, dice Yaro desmontando el postureo Instagramer

Durante la emocionante actuación de Father John Misty se aprecia la multitud. 

¿Juega la masificación en contra?

Según Yaro, sí. E incluso se atreve a predecir que estos “supermercados de la música” no existirán siempre. “Los jóvenes aquí están optando por ir a festivales más pequeños, intimos, estilo boutique donde pueden ver solo a grupos de géneros musicales que les gusta”.

¿Cómo de masificado está Coachella? Así, más o menos. FOTO: Andrew Jorgenson /


Y súmale la reventa…

La lacra de la reventa crece en este tipo de eventos que, además, son grandes citas sociales cuya asistencia te hace formar parte de un exclusivo club que se valora a golpe de likes. Coachella 2017 es la edición más popular de la historia del festival en cuanto a demanda de entradas: Un 60% más que el año anterior.

Yaro aporta más datos: “Las reventas están doblando los precios de las entradas. Aquí hay gente que pagó casi 1.000 dólares por el abono de tres días”. Y tú ahí, exigiéndole en Facebook a ese festival de Murcia o Valencia que te cobra el abono a 40 euros.

Público internacional

Lo revelaba esta la semana pasada la web de reventas Stubhub: El público internacional ha crecido un 125% respecto al año pasado. Y aunque a nivel nacional ganen los californianos, también se suman a la mayoría de asistentes, personas de Nueva York, Arizona, Texas y Nevada.

“Una de las cosas geniales de Coachella es poder conversar con la mayor cantidad de gente que puedas para aprender, saber de dónde vienen, su grupo favorito del cartel, y su experiencia en general. Aunque la mayoria de los asistentes son de California, cada año conocemos más amantes de la música que viene de México, Inglaterra, Australia, Alemania y Canadá”.

Más que un festival de música

Ya voy dejando a Yaro tranquilo. Cuando me cuenta todo esto, Kendrick Lamar acaba un concierto que deja temblando al público y cierra el festival hasta el viernes. Allí ya son las 2 de la mañana, mientras en España yo ya llevo dos cafés matutinos. Pero él me insiste en que no debería perderme esto.

“Aunque es un festival musical, el arte culinario, la moda, el shows tecnológicos -como uno con drones que nos regalaron el viernes-, o las obras de arte que adornan el recinto también atraen a miles de personas en menor medida interesadas en la musica, pero para las que es importante formar parte de esta, la fiesta más grande y envidiada del planeta”.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Miles de personas se sumaron al festival indie que montamos con Miss Caffeina, Shinova, Luis Brea y Druso

‘LOS40 Trending’ llenó Santiago de guitarras

Miles de personas se sumaron al festival indie que montamos con Miss Caffeina, Shinova, Luis Brea y Druso

C.Tangana ficha por Sony en lo que supondrá una mayor proyección de su hip hop con ecos del R&B y la electrónica

El "Drake español" está de celebración

C.Tangana ficha por Sony en lo que supondrá una mayor proyección de su hip hop con ecos del R&B y la electrónica

Escucha "Dig Down", la nueva balada de Muse

La banda inglesa vuelve a las andadas experimentando con una balada que juega con el rock y la electrónica