Descubriendo Anime: El Exorcista Azul

Descubriendo Anime: El Exorcista Azul

La recomendación de anime que os traemos hoy es Ao no Exorcist, adaptación de la obra de la mangaka Kazue Kato, iniciada en el año 2009, y que en España lleva publicados unos cuantos tomos ya por parte de Norma Editorial.

El anime llegó en 2011, abarcando las primeras sagas del manga, y por suerte para los fans, a principios de este año tuvimos una segunda temporada. El manga sigue fuerte, de modo que deseamos que haya más en un futuro.

La recomendación ya está sobre la mesa. Tienes dos opciones; seguir leyendo para ponerte en situación (y leer cosas del primer par de episodios) o parar aquí y empezar a ciegas con el episodio 1. Nosotros seguimos, veamos de que va la cosa.

Ao no Exorcist (o El exorcista Azul) en nuestra lengua, nos presenta a Rin Okumura, un adolescente que se pasa la vida metiéndose en peleas y dando problemas a la gente, al contrario que su hermano Yukio, que es brillante en los estudios y amable con todos. Viven con su padre Shiro Fujimoto, que es un sacerdote, aunque a Rin nunca le ha interesado esa vida ni cree en esas cosas.


Poco antes de que Yukio parta a una academia a continuar sus estudios, Rin descubrirá durante una pelea contra unos matones que puede cubrir su cuerpo en llamas azules, lo que forzará a su padre a contarle la verdad: que Rin y su hermano Yukio son demonios. Pero no unos demonios cualquiera; son los hijos del mismísimo Satán, fruto de su relación con una humana, aunque solo Rin posee la manifestación de poderes.

Al haber manifestado sus poderes, Rin empieza a ver demonios y a atraer su atención, con lo que Satán descubre donde está, y en su intento de recuperar a sus hijos y llevárselos a Gehenna (la puerta del infierno), acaba con la vida de su padre adoptivo, que en realidad era un exorcista que llevaba su vida luchando contra demonios y haciendo que tanto Rin como Yukio pudieran llevar vidas normales.

Tras esto, Rin jura que se convertirá en un exorcista y que acabará con la vida de Satán, para vengar al que él considera su verdadero padre, cueste lo que cueste.


A partir de aquí se inicia la vida de Rin en la academia True Cross, a la cual iba encaminado Yukio, que ya conocía su herencia demoniaca, pero que por petición de su padre había mantenido oculta a Rin durante todos estos años. La realidad es que Yukio ya es un exorcista entrenado desde pequeño, y en la academia a la que se dirigen será uno de sus profesores, pese a tener su misma edad.

Por supuesto, que el hijo de Satán quiera convertirse en exorcista es algo fuera de lo común, por lo que en la medida de lo posible deberá mantener oculta su verdadera identidad. Con la ayuda de su hermano, Rin irá controlando sus poderes a la vez que forja amistades de alumnos cuyo objetivo es el mismo que el suyo, por unas u otras razones, acabar con Satán.

Puede que Ao no Exorcist no tenga el argumento más elaborado del mundo, pero la puesta en escena es impecable. Los personajes están bien llevados y no cuesta cogerles cariño, sobre todo a los seis o siete compañeros de clase de Rin, conforme se va descubriendo su pasado y sus razones para querer convertirse en exorcistas.


Rin no lo pondrá fácil, siempre proclive a la pelea en vez de a la conversación, pero se va ganando su amistad. Por el camino vamos descubriendo que hay otros demonios acechando la academia, incluido el director de la misma, Mephisto, otro de los hijos de Satán y uno de los pocos que sabe el origen de Rin, siendo este el que le permitió el acceso a ella, y del que nunca se sabe de qué lado está realmente.

La primera temporada mantiene un ritmo bastante alto, nos presenta a bastantes personajes, tanto buenos como malos, y nos deja con ganas de más tras sus 25 episodios. Como ya os decíamos al principio del artículo, una segunda temporada de 12 se ha estrenado este mismo año, y esperemos que no sea la última.

 


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Si no la tienes en tu biblioteca, ha llegado el momento…

Kingdom Come siempre será una obra maestra

Si no la tienes en tu biblioteca, ha llegado el momento…

Tom Holland se adueña de Peter Parker, no hay nadie mejor.

El mejor Spiderman que has visto en el cine

Tom Holland se adueña de Peter Parker, no hay nadie mejor.

17 años después y todavía dando guerra

Torpedo 1972

17 años después y todavía dando guerra