Escucha radio en directo y las nuevas radios online
Alfonso Rodríguez

No logró coronarse Mister España pero removió internet

Desde este sábado, tenemos nuevo Mister Internacional España.

Se trata del representante de Bizkaia, Rubén Castillero, un jugador de waterpolo de 23 años que, con unas medidas de infarto, logró batir al resto de sus 27 compañeros.

Sin embargo, los medios no solo han dedicado al vasco su atención.

En los títulares, Castillero compite en protagonismo con Mister Badajoz, Alfonso Rodríguez, pese a haberle derrotado en la gala.

¿La razón? El candidato extremeño tiene una característica física poco habitual en estos certámenes de belleza.

Alfonso, de 24 años, posee discapacidad visual, ya que nació con glaucoma y solo ve un 12% a pesar de haber pasado por el quirófano "más de cien veces".

Su valentía y ganas de superación le empujaron a apuntarse al concurso, algo que nos contó en el programa Atrévete.

"Vi a un anuncio en Facebook que buscaban a los candidatos de las provinciaas para Mister España y me dije, lo voy a intentar", explicó contento en antena, antes de asegurar que pensó que nunca le llamarían.

"Pregunté si lo de mi vista iba a suponer un problema porque en el ojo derecho se me nota físicamente. No quería luego pasar un mal rato en el casting o hacérselo pasar mal a ellos", explicó. Le dijeron que no y él decidió presentarse para demostrarse que era capaz.

"En la adolescencia sí puede ser un problema, te preguntas por qué te ha tocado a ti, pero luego maduras", añadió.

Alfonso, que es de Plasencia, no logró convertirse en el hombre más guapo del concurso pero sí ha dejado huella.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

La marca holandesa Suistudio, perteneciente a Suitsupply

Mujeres en traje y hombres desnudos: la campaña que da la vuelta al machismo

La marca holandesa Suistudio, perteneciente a Suitsupply

Y puede que sea la persona que más se ha hecho en su vida

Kim Kardashian tiene malas noticias para los amantes de los selfis

Y puede que sea la persona que más se ha hecho en su vida

¡Y si no, tiempo al tiempo!