Miley Cyrus, Selena Gomez, Katy Perry... ¡quién os ha visto y quién os ve!


Las grandes divas del pop están en plena proceso de transformación.

Si Beyoncé ya mostraba el año pasado en su disco Lemonade un talante menos complaciente y más cabreado que en sus anteriores producciones (así como una predisposición para convertirse en nueva diosa de la fertilidad, voz silabeante de las mujeres afroamericanas y moderna portavoz de derechos humanos), ahora son otras  las que han decidido apartarse de los caminos más trillados del dance pop y hurgar en nuevos territorios y discursos. 

Incluso, como es el caso de Katy Perry, en cambiar de look para protagonizar lo que parece una mutación integral.

El caso es que entre 2016 y 2017 son muchas las artistas que han decidido probar nuevos sonidos, menos trillados y más arriesgados.

Vamos, que si estás esperando a que tus musas musicales te regalen un disco parecido a su anterior producción, esperas en vano (incluso Taylor Swift ha prometido sorprender).

¡Prepárate a abrir los oídos! Mira en la fotogalería de arriba esas reinas del pop que han decido liarse la manta a la cabeza. Seguramente, porque saben que siempre hay que renovarse o morir. ¡Y ha llegado el momento!


Comentarios

Comentar