Así fue #OneLoveManchester. 

Contra el terrorismo, música. Ariana Grande, Coldplay o Justin Bieber, unidos en Mánchester

Contra el terrorismo, música.

Mánchester, la ciudad de la que han salido bandas tan grandes como Oasis, The Stone Roses, The Smiths o New Order subió este domingo todavía más el volumen a la música.

Ariana Grande ofreció su concierto benéfico en homenaje a las víctimas del atentado terrorista que hace 11 días causó la muerte de 22 personas después de un concierto suyo en el Mánchester Arena.

One Love Manchester ♡ June 4th http://ticketmaster.co.uk/arianagrandemanchester

Una publicación compartida de Ariana Grande (@arianagrande) el

Y no estuvo sola en el escenario. Miley Cyrus, Katy Perry, Take That, Coldplay, Usher, Niall Horan, Pharrell Williams, Robbie Williams, Liam Gallagher, Mumford & Sons o Justin Bieber se unieron a ella sobre el escenario emocionando a los 50.000 asistentes.

Las entradas se agotaron en 20 minutos. Se vendieron 35.000, y las 14.200 restantes fueron gratuitas para los asistentes al primer concierto, el que fue blanco del ataque terrorista. No fueron los únicos que disfrutaron del concierto. La MTV lo retransmitió en 180 países.

El directo se celebró en el Manchester Old Trafford, y marcó un antes y un después en la historia del pop: era la primera vez que el mundo de la música se subía junto a un escenario para condenar un atentado terrorista del Estado Islámico.

Unidos en una sola voz

Ariana Grande confesó durante el concierto que se había planteado cambiar el setlist y que fue la madre de una de las víctimas quien le aconsejó que no. "A ella le habría gustado escuchar todos los hits".

Y así, hit tras hit, Mánchester alzó la voz. Ariana Grande hizo sonar la suya, muy emocionada, con Break Free y Be Alright.

Miley Cyrus gritó Don't Dream It's Over y los Black Eyed Peas lanzaron la pregunta: Where is the love? Y Justin Bieber respondió: Love Yourself, acompañado solo de una guitarra. Katy Perry, Mumford & Sons...

Pero uno de los momentos más emotivos lo protagonizó Coldplay entonando el que se ha convertido en el himno anti-violencia. Cuando los acordes de Don't look back in Anger sonaron, apareció en el escenario Liam Gallagher, la mitad de Oasis, autores de la canción.

"La música nos hace libres"

"La música está para hacernos felices, para celebrarla juntos. Continuaremos en honor a los que hemos perdido. Ellos estarán en mi corazón para siempre y pensaré en ellos en cada cosa que haga para el resto de mi vida".

Una publicación compartida de Ariana Grande (@arianagrande) el

Con estas palabras, Ariana Grande había confirmado días antes en una emotiva carta publicada en sus redes sociales que volvía a Mánchester, y que lo hacía para ofrecer un concierto benéfico para recaudar fondos para las víctimas.

El estadio (con capacidad para 55.000 personas) tuvo el doble de seguridad que en un concierto, según han confirmado a Variety los organizadores.

One Love Manchester. Una sola voz. Contra la violencia, el arma más poderosa: la música.

TE RECOMIENDO


Comentarios