Escucha radio en directo y las nuevas radios online
Miley Cyrus y Ariana Grande

8 momentos increíbles que nos dejó el concierto de Ariana Grande en Manchester

El gran concierto de Ariana Grande en Manchester, el #OneLoveManchester, contestó este domingo a la violencia y al terrorismo con una única voz y muchos protagonistas.

Entre estos últimos, las 55.000 personas que llenaron el aforo del Manchester Old Trafford, donde se celebró el show.


Al frente, Ariana, la artífice de este sentido (y estusiasmado y dolorido) homenaje, que ejerció de maestra de ceremonias. Y, junto a ella, decenas de algunas de las estrellas pop más grandes del planeta (desde Miley Cyrus, a Katy Perry, Take That, Justin Bieber...) que convirtieron el escenario en un macroconcierto de magnitudes siderales.

La emoción y el recuerdo a las víctimas del terrible atentado ocurrido hace 11 días en el Manchester Arena (lo recaudado iba para ellas y sus familiares) regaló momentos irrepetibles.

Mira ocho instantes que no olvidaremos, algunos de los cuales nos dejaron un nudo en la garganta.

Ariana, poderosa y emocionante

La artista, emocionada de principio al fin, nos regaló algunos de los momentos más bellos de la noche. Pero si hay que destacar uno, nos quedamos con su canción Somewhere over the rainbow, con el que puso el broche final al show. Nadie pudo retener las lágrimas.

Where is the love?

¿Dónde está el amor?, se pregunta este hit de 2003 de Black Eyed Peas y uno de los responsables de que sus autores se convirtiera en una de las sensaciones de la década. La propia banda saltó al escenario para interpretarla junto a Ariana en una versión acústica y conmovedora. Solo faltó Fergie.

Justin Bieber, al borde del llanto

Pocas veces se puede ver al canadiense tan visiblemente afectado, especialmente cuando pronunció un discurso sobre el bien. Sus temas Love Yourself y Cold water fueron coreadas de pricipio a fin por el público.

Katy Perry: amor contra el miedo

"Gracias, Ariana, por tu increíble fuerza y tu valor. El amor vence al miedo y vence al odio", declaró la cantante, antes de pedir al público que dijera "te quiero" al de al lado y se tocara. Cantó Part of me y Roar. Detrás, un espectacular atardecer (real).

Miley Cyrus y Pharrell Williams, mano a mano

Ambos artistas interpretaron el Happy del segundo, ofreciendo una de las actuaciones más animadas de la noche. Un balón de oxígeno en una noche con los sentimientos a flor de piel.

Robbie Williams, con Take That

El británico apareció sobre el escenario con su antigua banda, aquella a la que a veces ha rehusado acompañar en las giras, aunque no compartieron canción. Ambos ofrecieron actuaciones separadas. Además de Angel, El tema Strong, que Robbie interpretó estrenó una nueva frase: "Manchester, we're strong" ("Manchester, somos fuertes"). Pero tal vez la canción más ovacionada y coreada  por el público fue Angel.

Lluvia de estrellas

Ya quedaba muy poco para terminar el macroconcierto cuando todos los participantes de la gala se subieron al escenario, detrás de Ariana para corear la canción One Last Time. Una estampa única donde ver a las Little Mix junto a Katy Perry, Miley, Pharrell, Take That, Niall  Horan, Black Eyed Peas, Imogen Heap, etc.

Actuación sorpresa de Liam Gallagher

Nadie esperaba verle por allí. Menos aún, después de que su hermano hubiera aparecido poco antes en el mismo escenario interpretando uno de los grandes hits de Oasis, la banda que ambos habían fundado décadas atrás. Pero el rebelde de los Gallagher accedió a subirse el escenario para unir su corazón a los afectados en el atentado del Manchester Arena. Lo hizo con un sugerente compañero: Chris Martin. Entre otros temas, interpretó Live Forever.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR