¿Qué personalidad debes tener para ganar un reality?

¿Qué personalidad debes tener para ganar un reality?

Avatar

Alberto Madrid

Periodista atrevido y transgresor. Lo último desde Madrid.

Si cuando se te cae el café te quieres morir, sientes impulsos de asesinar a tus amigos si no te dicen lo guapo que estás con tus nuevos pantalones super skinny o simplemente eres más dramático que Isabel Pantoja en el Rocío: no lo dudes, lo tuyo es un reality.

Eres un saco de hormonas a punto de rebosar y eso hay que explotarlo. No puedes dejar pasar la oportunidad de tu vida para hacerte más platós que Belén Esteban anunciando que puede, que piense, que esté embarazada. Lo tuyo es una cámara y lo sabes.

Para ayudarte, hemos contactado con Juan Rodríguez-Carretero, productor de Campamento de Verano y la Sálvame Snow Week de La Fábrica de la Tele, y nos ha indicado que para ganar un concurso lo más importante es ser natural.

"La audiencia si mientes no se posiciona a favor de ti, es mejor eso que aliarse con los compañeros porque la audiencia puede salvarte. Preocúpate más por lo que opine la gente de fuera que de tus compañeros", asegura este experto. Además reconoce que llorar, reir o, en definitiva mostrar los sentimientos "es un plus para llegar lejos".

Opinión que comparte, Marc Casasola, experto en realities y que afirma que "carisma, estrategia y saber dar juego son imprescindibles.

Ahora que ya estás preparado para entrar, ¿qué debes de tener para ganar? ¿Has preparado tu estrategia?

Despechada y víctima: la buena del culebrón

Si entras a tu reality preferido apúntate a la historia de amor. Pero no vayas a por el amor idílico y con finales de “vivieron felices y comieron perdices”, si te dejan estás de suerte. Tienes que luchar por que te dejen. Que entra por la habitación y te da un beso, llora y dile que pensaba en su ex cuando te lo estaba dando; acto seguido te vas al confe y a llorar, ¡que eso es lo que te gusta!

Otra opción es que entre su ex pareja en el programa, ahí debes estar atenta/o y lograr que vuelva con él/ella, serás la/él despechada/o perfecta/o: destrozada/o y humillada/o, la combinación ganadora.


Este perfil es el que más éxitos ha cosechado en la televisión, desde una Paula humillada por Omar, a una Sofía destrozada por la indiferencia de Suso, pasando por una inocente Laura Matamoros olvidada por su padre y su madrastra, vamos una Blancanieves.

Más choni que la más chunga del barrio


Nos encontramos ante el perfil estrella de todo reality, el choni. Para serlo hay que llevarlo en la sangre, no todos nacen con este don. Si te gusta Ylenia, Belén Esteban es para ti lo que para Terelu es una porra, o simplemente el fucsia es tu color preferido: enhorabuena, eres todo/a un/a choni.

Pero ojo, no siempre triunfa el método poligonero, puedes cansar a la sabia audiencia y salir más pronto del programa que Tamara Falcó de una conferencia sobre física cuántica. No seas excesivo, eso agobia y te lanza a la expulsión. Y sino que se lo digan a Bea, la legionaria o a Ylenia, y eso que esta última es todo un reclamo televisivo.

El camaleón


Este es un animal televisivo que no siempre gana pero si lo hace se marca un Bigote Arrocet con éxito. El truco consiste en pasar desapercibido/a, ser parte de la decoración del estudio y que ni tus propios compañeros sepan de tu existencia. Si no se dan cuenta de que existes no pensarán ni en nominarte y si en las últimas semanas te camelas a la audiencia (con un poquito de drama) matarás dos pájaros de un tiro: evitas las nominaciones y pasas a la final adorado/a por el público.

Con esta estrategia correrás muchos riesgos pero si te sale bien mínimo vivirás del cuento un par de mesecillos (cobrarás igual).

Una estrategia vencedora

Pensar en un reality te dará ventajas, y lo sabes. Mientras el grupo de los chonis discuten porque quieren ayunar durante la Semana Santa para invertir la paga semanal -casualmente- en tabaco y, los dramáticos se están tatuando el nombre de su amado con la aguja del compás, tú estarás pensando en cómo ganar. Es fácil debes llevarte bien con todos y poner en contra del grupo a los más fuertes, echa a los que te hagan sombra, nunca a los que sean insignificantes. Y sino que se lo digan a Pepe Herrero.

El edredonning


Este clásico español vende y mucho. Es más si te lo preparas bien tú y la pareja que elijas llegaréis a la final. Si no le haces ascos a nada y tienes menos vergüenza que Rappel en tanga en Ibiza, estás a tiempo de hacer edredonnig.

Son numerosos los concursantes que practicando esta táctica han llegado muy lejos: Kiko Hernández y Patricia Ledesma, la mismísima Paula (que fue víctima y del club edredonning a la vez), Laura Campos

Ya tienes las claves del éxito para ganar tu propio formato te telerrealidad. Ahora solo te queda apuntarte a un intensivo de Cristina Rota, verte una colección completa de telenovelas mexicanas e invertir la paga extra en llamar a todos los teléfonos de castings que tengas a mano. Hay varios abiertos: GH 18, OT 2017… Este próximo otoño puede ser tu momento, ¡a llorar!

TE RECOMIENDO


Comentarios