Carmina Barrios, una diva pata negra

Carmina Barrios, una diva pata negra

Avatar

Alberto Muñoz

Redacción Los 40

Las hay gais, estrellas del pop, doradas y hasta chonis, pero pocas pueden presumir de ser ibéricas. Como si de la canción de Melody se tratase, Carmina Barrios ha conseguido alzarse con el título de “diva de pata negra”, que se dice pronto.

Nuestra protagonista es más natural que un salmorejo cordobés y, aunque sea sevillana, su humor ha conquistado a todo el país y parte del extranjero. La conocimos gracias a Carmina, o revienta y tras el éxito conquistado por el film, llegó Carmina y amén. Desde entonces ha nacido un animal televisivo que para muchos es irremplazable.


Desde hace unos meses podemos seguirla en su canal Youtube, Carminatube, en donde aconseja a sus followers sobre asuntos de lo más variopintos. Que no sabes cómo ir pintada a tu graduación, te manda al chino más cercano y te deja como Pe en Los Oscar; que no tienes ni idea de hacerte un selfie, te da un tutorial para que parezcas Mariano di Vaio; que te has quedado embarazada, ella tiene la solución. ¡Qué salá ella!

Una maquilladora profesional

Ni cinco euros vas a gastarte si te haces caso de nuestra superstar. Carmina es contraria a tirar el dinero en maquillajes imposibles cuando “en los chinos puedes encontrarlos por mucho menos”. Ni a su hija, María León, le hace caso con este tema. Ella es muy sencilla y eso de derrochar en “maquilladores y los de las uñas” no es lo suyo.

¡Qué arte Carmina, qué arte!

Carmina vegana

No, pues precisamente no es que sea muy vegetariana. De hecho, “manda a tomar por culo” varias de las propuestas que le hace su hijo, Paco, para que se vuelva toda una mujer fitness. Así que ella decide hacerse medio vegana, cosa que creemos que no es verdad. Porque dónde esté una buena manteca colorá

Una reportera de primera

Como buena andaluza hizo los deberes y salió a las calles de Sevilla a encuestar a los ciudadanos sobre el papel de la Semana Santa, ¿les gusta a los sevillanos?

Y no lo tuvo fácil, como si de una joven periodista recién salida de la facultad se tratase, a Carmina no le quisieron contestar todos a los que les preguntaba. Y es que, la cámara intimida más que Lady Gaga vestida de chuletas de cordero.

Al final se entrevistó a sí misma, porque ella lo vale y terminó reconociendo que le gusta pero a veces es mejor “darse un chocazo en la cabeza y fingir que estás muerta”, así no te pisotean por la calle.

¡Olé ella!

“Cómo me baje te pego un bocao en la nuez y me hago un pito”

Aunque se trate de una escena de la segunda película de la saga de Paco León, Carmina Barrios tiene mucho de su personaje, y no sólo el nombre. Sin pelos en la lengua y más auténtica que un bocata de calamares, esta actriz no defrauda a nadie.

“Y ahora puesta me miro así y digo: ¿qué llevo yo negro? Me cago en su puta madre, se me había volao la blusa”, se puede escuchar en una de las escenas. ¿Es o no es adorable?

Una mujer mística

Si algo caracteriza a la madre de Paco León es no tener pelos en la lengua y eso se puede comprobar en esta escena. Ella es toda una musa LGTBI, no le asusta la homosexualidad y se lanza a todo tipo de temas. ¿Te imaginas una abuela tan moderna?

La presidenta que todos soñamos

“Yo veo esas máquinas de hacer dinero y pienso, ¿por qué no se hace más si el papel está barato?”, o al menos eso piensa Carmina para poner fin a la crisis. Y tiene solución al problema de la corrupción, “que se le coge a otro con dinero y dice que no lo ha mangao: una hostia”. Ay lo que tenemos que aprender de ella, ¡qué espabilá!

¡Ay Carmina! Te hemos tenido tan cerca todo este tiempo y no te conocíamos. Lo que nos hemos perdido en España en los 90 y los 2.000. No hay quien te pare y queremos tenerte en activo para rato, ¡qué grande!

TE RECOMIENDO


Comentarios