Escucha radio en directo y las nuevas radios online

En ‘Juego de tronos’ mandan ellas: los detalles del capítulo más feminista de la serie

La serie de HBO ha estrenado su capítulo 7x01 con todas sus mujeres "reinando"

En ‘Juego de tronos’ mandan ellas: los detalles del capítulo más feminista de la serie

... y tampoco es mucho decir, porque aunque algunos crean que 'Juego de tronos' es una serie feminista, no lo es: solo hay que fijarse en quiénes eran las culpables de todos los males en sus primeras temporadas.

Pero parece que en esta séptima temporada las mujeres sí que empiezan a tener un papel determinante (para bien), son las protagonistas de sus propias vidas y todo ello sin necesitar la protección de un hombre.

¡Cuidado, el artículo contiene SPOILERS del 7x01 por todas partes!

La primera venganza de Arya Stark

Si algo mueve a la pequeña de los Stark es la venganza que lleva escrita en una lista de nombres que deben matar.

Por fin, el entrenamiento de Arya llegó a su fin en la anterior temporada llevándose con ella las instrucciones más valiosas para ser la mayor asesina de los Siete Reinos pero también el aprendizaje de que su estirpe es mucho más valiosa que ser "nadie".

Con todo ello Arya se hace pasar por Walder Frey (al que ella misma mató) y oficia su propia "boda roja", acabando con todos los hombres que mataron a su hermano, a su cuñada embarazada y a su madre.


Porque esto va de mujeres, señores, y así se lo hace saber a la boquiabierta hija-esposa Frey: "Deja vivo a un lobo y las ovejas nunca estarán a salvo" (ella querría decir "loba").

La experiencia de Sansa y su ¿rebelión contra Jon?

Si hay un personaje que nos hace rasgar las vestiduras feministas esa es Sansa: siempre deseando depender de un hombre para conocer su valor o rebelándose contra quién la podría hacer libre.

Pero, después de este capítulo quizás no esté todo perdido. La pelirroja es la única que se rebela contra Jon - algo que nos da mucha rabia porque nos cae muy bien nuestro héroe pero ella lo arregla rápido halagándole su forma de dirigir- .

La cuestión es que cuando ella demuestra que puede ser de gran ayuda a un mandatario como Jon, que aspira a ser justo, con su experiencia con energúmenos como: "Joffrey tampoco dejaba que le cuestionaran y no fue un buen Rey".


Solo esperemos que en los próximos capítulos no hayan escrito que sea ella la causante de una rebelión contra él, si fuera así, otra vez volveríamos a atrás: cuando los hombres de tronos no se podían fiar de las mujeres porque te envenenaban el vino para matarte (como Cersei con Robert Baratheon) o porque daban consejos que también te llevaban a la tumba (como Cathelyn con Robb). 

Lyanna Mormont quiere ir a la guerra

Lyanna aparece menos de un minuto y en él encabeza uno de los eternos discursos de las feministas.

La pequeña, que ya fue la rebelación en la temporada anterior por sus convicciones, apoya a Jon Snow cuando este pide que tanto hombres como mujeres batallen en la guerra:

"No pienso tejer junto al fuego mientras los hombres luchan por mí. Seré pequeña y seré una niña pero soy tan norteña como vosotros", dice Lyanna mientras las miradas de Sansa y Brienne se entrecruzan orgullosas.


Y es que muchos discursos machistas han alegado durante años que las mujeres no podíamos quejarnos porque no íbamos a la guerra, porque no las sufríamos. 

Sin caer en la cuenta de que nosotras éramos violadas y usadas como objetos de venganza y negociaciones en todas ellas, sin poder de decisión.

Ahora, parece que en 'Juego de tronos' las mujeres tomarán las riendas de sus vidas también en los momentos bélicos.

Cersei rompe tabúes y "sabe muy bien lo que quiere"

Sí, Cersei es odiosa y todos deseamos que pague por su maldad, mientras que su leal y enamorado hermano Jaime tiene buen fondo y queremos que tenga un final tranquilito. 

No pasa nada, siempre tiene que haber hombres y mujeres para todo.

Y de hecho, solo es él el que piensa en los "hijos que han muerto", en que ya no habrá dinastía Lannister y se lo recuerda a ella.

Alguien muy preocupada por ser "la Reina de los Siete Reinos" (o de tres como mucho) y práctica: "Ahora son cenizas y nosotros carne y sangre. Somos los últimos, los que importan".


Así zanja ella una conversación que pocas madres se atreverían a tener, porque nos han enseñado a "pasar los días llorando a los muertos".

Y, sin embargo, si lo dijera un Rey pocos se asombrarían.

Daenerys da el pistoletazo de salida a la gran guerra

Y aunque Daenerys no tiene grandes discursos en este capítulo, lo poco que dice da luz verde a lo que vendrá en los próximos capítulos.

La Targaryen llega a Rocadragón, el lugar en el que nació, el que tuvieron que abandonar al ser desterrados... desde allí mira a Tyrion y dice:

"¿Comenzamos?"


Y es que el ritmo de este capítulo tan ansiado, amigos, lo marcan ellas.

(además de los caminantes blancos con estos gigantes que nunca habíamos visto hasta ahora):



Comentarios