Nervios, ensayos y hasta una piscina: Lo que nadie te contó del FIB 2017

Sí, ya había estado en el FIB en varias ocasiones; pero esta vez lo viví de una forma muy distinta porque... ¡Esta vez formaba parte del cartel! Mis encargos eran dos: El primero (y el que me ha permitido vivir el festival desde dentro) era amenizar con música la espera entre conciertos en el escenario principal del festival (y con todo el morro del mundo hice de telonero de The Weeknd, Red Hot Chili Peppers, Liam Gallagher o Crystal Fighters).

Del segundo encargo ya te hablaré más adelante, pero te puedo contar que durante cuatro días (y las semanas previas de preparación) viví prácticamente dentro de la gran familia que es Maraworld, la empresa que organiza el FIB desde sus inicios hace 23 años. Y vaya que si fue una experiencia, porque esto fue parte de lo que vi dentro de las "tripas" de uno de los festivales más importantes de Europa.

Ejército Chili Peppers

5:00 AM del sábado 15 de julio. Aún faltan 18 horas para que los Red Hot Chili Peppers actúen en el FIB, pero la maquinaria ya está en marcha: Su equipo llega al recinto para comprobar el escenario y empezar a prepararlo para uno de los shows más intensos y espectaculares del fin de semana.

Durante la mañana, Tanya Collier (la cocinera que acompaña a RHCP durante la gira), se va de compras por mercados de Benicàssim para prepararles la cena y llenar la despensa de los próximos conciertos con buenos jamones y quesos españoles.

El Escenario Las Palmas está repleto de instrumentos y a medida que se acerca la hora del concierto, las más de 52 mil personas del público rugen. Por detrás, el vaivén de técnicos (llego a contar más de 50) y montajes de luces, sonido y estructuras de todo tipo. El nivel de seguridad aumenta y sólo se puede estar en el escenario con un pase especial que, por suerte, tengo. El escenario va mutando y se va adecuando a las exigencias de la banda.

De repente parece que se para el tiempo en el backstage -señores tamaño armario obligan a ello-, y se van abriendo paso hacia el escenario Chad, Flea, Josh y finalmente Anthony ataviado con un colorido traje y con la figura y forma que tú y yo nunca tendremos a los 54 años. El resto es historia: La banda cumplió con las expectativas durante un concierto inagotable y poderoso de más de una hora y media.

El espectacular montaje de luces de los Red Hot Chili Peppers / FIB / Adrián Morote


Liam no camina, flota

Algo cambia en el ambiente cuando Liam Gallagher asoma por el camino que va de los camerinos al escenario. Es un aura que combina carisma, pasotismo, chulería e incluso un poco de respeto. No quiere uno ir a meterse en un lío por mirar directamente a los ojos al macarra más deslenguado de la historia del pop británico.

Liam Gallagher y sus eternas manos a la espalda / FIB / Adrián Morote


El cuidado milétrico tiene tintes históricos: El final de Oasis se precipitó sobre este mismo escenario. Han pasado ocho años de aquella bronca monumental, la definitiva de tantas que tuvieron ambos hermanos durante esa gira que terminó con Noel diciendo "Basta" y cancelando todos los conciertos.

Liam, visto de cerca, resulta un tipo afable, de esos que devuelven el saludo con una sonrisa. Llega rodeado por su equipo y de la mano de su novia Debbie Gwyther, esa que le "salvó la vida" y la que besa con cariño antes de meterse en el personaje maniatado. Cuando lo hace, salta al escenario sin formalidades estilísticas -viste pantalones piratas y su clásico chubasquero-, ni rituales rimbombantes. Está aquí para demostrar que tiene un gran disco en solitario, y que su voz es la voz de una generación.

El compadreo artístico

Dua Lipa incluso transmitió via Instagram Stories lo bien que se lo pasaba viendo desde la parte trasera del escenario el concierto de Years & Years. Y esa fue otra de las estampas más habituales durante cuatro días.

Por ejemplo, en todo el trajín del sábado tarde, el batería Chad Smith (te juro que, efectivamente, es clavadito a Will Ferrell) y el mítico bajista Flea, ambos de los Red Hot Chili Peppers, se acercan al escenario para ver los conciertos de Dinosaur Jr y Liam Gallagher.

A Liam tampoco se lo quiso perder Pete Doherty, que apareció con su habitual aspecto "distraído" por el backstage ataviado con una camiseta de la selección argentina de fútbol. Luego me contaron que durante su concierto, que coincidió con el de los Chili Peppers, tiró desde el escenario un pie de micro, un amplificador y hasta una guitarra. Horas después me lo crucé descamisado y comiendo un bocadillo. Si es que es como un chiquillo...

De los nervios a la gran sorpresa

Hablemos de Dua Lipa, uno de los grandes fenómenos del FIB de este año. Me decían desde la organización que llevaban mucho tiempo pendiente de ella por lo bien que defiende ese pop alternativo que empieza a ser tendencia en todo el mundo; y que además la consideraban una artista con muchísima proyección.

Pre-show Benicassim.

Una publicación compartida de DUA LIPA (@dualipa) el

Solo unos minutos antes de subir al escenario, los flashes se repiten sin parar. Es el equipo de Dua haciéndole fotos antes del concierto. Cuando las luces se apagan, los nervios la hacen poner cara de preocupación. Eso hasta que suenan los primeros acordes de "Hotter Than Hell". Cuando eso ocurre, su cara, su actitud e incluso su gestualidad cambia y la artista, de apenas 21 años, pisa el escenario y sale a primera fila con la seguridad de un batallón, como si llevara toda la vida haciéndolo.

Más de 40.000 personas vuelven a rugir al verla aparecer, y una hora después de cantar las canciones de su primer disco (una-tras-otra), deciden cantar todas sus fuerzas "Be The One", el cierre de un concierto importantísimo en la carrera de Dua Lipa, que sigue creciendo como una de las grandes promesas del pop mundial.

¿Tú a quién quieres más?

El jueves por la noche el llamado Escenario Las Palmas tuvo mucha música negra gracias a dos tipos que han recorrido caminos paralelos cada uno dentro de su género. A un lado Stormzy, nuevo príncipe del grime, ese hip hop electrónico tan de moda en Reino Unido; y al otro, The Weeknd, ya consagrado como una gran estrella de ese pop que sabe a R&B.

Stormzy, sudando descaro y fuerza en Benicàssim / FIB / Pau Bellido


Ambos comenzaron siendo artistas autoproducidos e independientes, que durante el FIB demostraron que sus meteóricas carreras son más que merecidas. Alguien me preguntó: ¿Cuál de los dos te gustó más? Y es imposible responder, ya que ambos cumplieron con lo que se les pidió. Stormzy, apareció rodeado por un equipo al que trata como colegas del barrio y se metió en el bolsillo al público inglés. Lo hizo, no sólo repasando su primer disco, sino además haciendo un guiño, aplaudido y coreado por la multitud, a esa versión de "Shape Of You" que hizo junto a Ed Sheeran en los Brit Awards.

The Weeknd, por su parte, volvió a unir esa elegante fórmula que divierte, hace bailar, pero también enamora y seduce. Abel apareció rodeado de seguratas y con un nivel de concentración increíble. Dos saltitos, un movimiento de cuello y una respiración profunda con los ojos cerrados le sirvieron para pasar al siguente paso: Mantener feliz a Benicàssim durante casi hora y media de concierto con una sucesión envidiable de éxitos.

The Weeknd repartiendo su elegante flow / FIB / Jota Martínez


¡Boom! BE-LA-KO

No lo digo yo. Lo dijo el propio Melvin Benn, director del FIB, durante la rueda de prensa habitual en el último día: El de Belako fue uno de los mejores directos del festival. Yo solo puedo confirmarlo, y es que hacía tiempo que no veía una intensidad, un ímpetu, y unas ganas de romper con todo como vi en el concierto de la banda vizcaína en el primer día de FIB.

Mira que no eran ni las ocho de la tarde, pero estas cuatro bestias decidieron hace tiempo que su furia y su contundencia tenía que entrarnos por los oídos y los ojos, y así lo logran allá por donde pasan. Como curiosidad, la banda fue de las únicas que aprovechó la piscina ubicada en la zona de artistas del festival. ¡Merecido chapuzón, colegas!

¿Piscina a pie de escenario? ¡En el lounge de artistas del @fiberfib es posible! 🎶 🏊 #FIB2017 #VivaFIB

Una publicación compartida de LOS40 Trending (@los40trending) el

Dejad a los millennials en paz

Por el escenario principal del FIB pasaron bandas y artistas jovencísimos que a estas alturas marcan la diferencia en sus respectivos géneros musicales. No solo fue Dua Lipa (21 años), también llamó la atención Declan McKenna, un tipo menudo de apenas 18 años que publicará en estos días su primer disco de indie rock, ese que ha ido construyendo paso a paso desde su debut en Glastonbury con 16 años.

Esa juventud espídica e incansable también la demostraron The Sherlocks (entre 17 y 23 años), una banda de Yorkshire que busca ser la próxima gran sensación del rock guitarrero británico; o los explosivos The Strypes, que ya llevan en ese mismo camino desde hace siete años, aunque el mayor de ellos apenas cuenta los 22 años.

En este apartado de jovenzuelos es imposible no destacar cómo sigue creciendo el sonido y la actitud de los catalanes Mourn, convertidos ya en una joya del rock underground a nivel internacional, y dejando atrás en España la etiqueta de "el grupo de las hijas de The New Raemon". Es increíble saber que este país guarda talento con inquietudes tan sorprendentes.

Toda una demostración de que el apoyo constante al talento emergente ayuda a que proliferen bandas nuevas con propuestas que deben ser tomadas en cuenta.

Mi segundo encargo

El sábado por la noche yo también tuve que cumplir como artista del FIB y lo hice con una sesión de dos horas en el segundo escenario más grande del festival. Durante cuatro días por allí pasaron artistas y bandas que admiro como Temples, Love of Lesbian, Mura Masa o Kaytranada. Y también estaba yo. Y vaya que si impone saberlo.

El agobio me duró hasta el momento de empezar a elegir la música: Empecé con The xx, y enseguida me llegó un mensaje que ponía "No te olvides del indie español, aunque estemos en el FIB". Fui danzando entre las canciones que tenía a mano, y la magia fue ocurriendo a medida que el público iba creciendo, bailando y cantando a gritos.

No, no me olvidé de Miss Caffeina, Carlos Sadness, Lori Meyers, El Columpio Asesino, C.Tangana y más nombres nacionales. Pero también paseé por canciones que me han animado más de una noche de The Strokes, Blur, Oasis Lorde, Lykke Li, Robyn o The Black Keys. Y sí, también quise romper con prejuicios haciendo sonar a Rihanna, Calvin Harris o Desiigner, también celebrados por el público.

Fue todo un privilegio de elegir esas canciones y animarle la noche a otros miles de personas que, a cambio, me demostraron su cariño y alegría.

El FIB 2018 ya ha anunciado sus fechas: Será del 19 al 22 de julio y los primeros abonos saldrán a la venta este fin de semana.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Así fue el festival que montamos en Valencia

Más de 20 mil personas vivieron más de cuatro horas de música en pleno centro de Valencia con Polock, Dorian, Fangoria y más

Arturo Paniagua estuvo en el backstage del festival durante 4 días. ¡Esto fue lo que vio!

Esas cosas que nadie te contó del FIB 2017

Arturo Paniagua estuvo en el backstage del festival durante 4 días. ¡Esto fue lo que vio!

Ya está a la venta el primer recopilatorio de LOS40 Trending. 40 canciones del pop, la electrónica y el rock más alternativo

¡El disco más indie para irte de festivales!

Ya está a la venta el primer recopilatorio de LOS40 Trending. 40 canciones del pop, la electrónica y el rock más alternativo