La alta definición ha muerto: el Super-8 ha regresado

La alta definición ha muerto: el Super-8 ha regresado

Avatar

Alejandro Gómez Lizarraga

Periodista y comunicador.

¿Quién dijo que la alta definición había llegado para quedarse? La moda del high quality ha durado muy poco.

En pleno año 2017 las grandes artistas del pop apuestan por el efecto vintage, al más puro estilo Super-8, para sus videoclips, portadas o promociones en Instagram.

La última ha sido Selena Gomez. Además de una estética neohippy llena de reminiscencias a décadas anteriores, la cantante ha apostado por el grano en su último videoclip: Fetish.

Kesha también se ha apuntado a la moda de la estética más doméstica en la portada de su nuevo single, Praying.

Portada del single 'Praying' de Kesha 


Lana del Rey también es amante de este tipo de efecto. La cantante lleva incorporando el granulado en sus vídeos desde el principio, utilizando además el formato del Super-8 en numerosas ocasiones.

Demi Lovato es otra de las cantantes que se muestran a favor del efecto más vintage y desgastado. En su Instagram, por ejemplo, a veces opta por publicar vídeos llenos de grano y ruido.

#bunda 🍑🍑🍑

Una publicación compartida de Demi Lovato (@ddlovato) el

El videoclip de Feels es otro claro ejemplo de cómo la estética más ochentera ha regresado. Calvin Harris, Pharrel Williams, Katy Perry y Big Sean protagonizan un clip lleno de color pero con mucho ruido. Un efecto que, indudablemente, aporta un aura doméstica y llena de matices amateur.

Todos estos ejemplos dejan claro que, si alguna vez se fue, el efecto del formato Super-8 ha vuelto. La alta definición y su estética no han podido con lo más vintage, doméstico y ruidoso.

TE RECOMIENDO


Comentarios