Escucha radio en directo y las nuevas radios online

La hora del Tea… ¡Dress!

La última moda de los años 40

Tea Dress

Siempre que os hablamos de moda, os hablamos de las últimas tendencias, de las celebreties más notorias y de las últimas novedades o de los cantantes con las indumentarias más peculiares. Así que hoy y para celebrar el último día de julio queremos traerte la última moda de los años 40, ¡el Tea Dress!

Esta sencilla pieza o vestido tiene su origen en los años de la Segunda Guerra Mundial y en concreto en Norman Hartnell, el encargado de vestir a la Reina Isabel II. Nosotros que por suerte somos un pelín más modernos, podemos hacernos con los mejores descuentos en moda sin tener que viajar hasta nuestra querida Gran Bretaña e incordiar a la Reina y sus esbirros, con nuestras nuevas peticiones. De nuevo lo retro, vuelve a ser tendencia.

Sin cremalleras ni estampados

Dicen que el hambre agudiza el ingenio con el hambre, pero en este caso la moda, no se queda atrás.

La falta de textil en los años 40 y las necesidades de la mujer se conjugaron perfectamente bajo este diseño, que a la postre, se ha convertido en tendencia en pleno 2017.

Las cremalleras y estampados suponían un mayor gasto de tela, de cortes, de patrones, etc, por lo que se decidió eliminar estos complementos de un vestido que por sí, ya es bastante simple.

Y es que la moda, como tantas otras cosas, acaba surgiendo de la necesidad...Y del ingenio.

Un vestido de madre de toda la vida

Podemos decir que los diseñadores de alta costura han traído este look cuarentero de vuelta, pero realmente las madres nunca han dejado de usarlo.

Sí, se trata de ese vestido de una sola pieza y un solo color que tantas veces le has visto puesto a tu santa madre.

Un vestido sencillo con el que te daba el bocata en verano y con el que iba a trabajar.

Una mezcla perfecta para combinar comodidad y sencillez para el día a día. Veremos cuanto tardan los hombres en llevarlo.

Del trabajo a casa y de casa al trabajo

Parte del éxito de esta pieza textil viene de la practicidad y del uso que se le puede dar.

Tras su creación se demandó un vestido cuyas características sirviesen para el hogar y para el trabajo, o para las labores que en los años 40, desarrollaban las mujeres.

Así fue como se acabó de enfocar y dar el toque perfecto a estos trajes que ahora, sí cuentan con estampados, cremalleras y mil y una versiones diferentes.

Otra moda que vuelve... ¿Para quedarse?

Todos sabemos que las modas van y vienen, aunque por desgracia para los vendedores de "Tea Dresses", este conjunto es más propicio para la primavera verano que para el resto del año.

Aunque si lo pensamos bien, desde que la primera madre del mundo se enfundó este vestido, nadie ha detenido su crecimiento.

Usado en los 40, en los 50, en los 60, en los 70,+80, 90 y 2000 este traje ha acompañado a nuestras madres, abuelas y bisabuelas desde que se crearon, por lo que parece prácticamente seguro que sigan existiendo hasta el final de nuestros días.

Es más, si algún día se acaba el mundo sólo quedaran estos vestidos y Jordi Hurtado.

Pero por separado.


Comentarios