Escucha radio en directo y las nuevas radios online

Myla-reservas, la dueña de la pensión más ‘hater’ que existe

No le llevarás la contraria

Myla-reservas, la dueña de la pensión más ‘hater’ que existe

Cuidado con lo que dices de la pensión en la que pasaste el fin de semana pasado, no siempre se puede quedar en un inocente comentario.

Al menos es lo que les ha pasado a varios usuarios con la dueña de este alojamiento de Zaragoza. Milagros, más conocida como Myla-reservas, no deja que ningún huésped critique su establecimiento. Si hay que discutir se discute.

Porque ella lo que tiene es un pequeño hostal y no el Ritz, así que ya sabéis si queréis lujos no busquéis dormir por 15 euros.

“Myla no está para bromas”

Así nos descubría esta usuaria de Twitter, sarayArVi, a nuestra protagonista. En un tuit que está siendo todo un fenómeno viral, repasaba las contestaciones de la zaragozana a todo el que osa criticar su negocio.

Respuestas divertidas y con una dialéctica envidiable que repasamos, a continuación.

Preocupada por tu sobrepeso

Si no entras en la ducha es porque tu peso quizás no es el idóneo. Su ducha estrecha no es.

¡Que no hay ascensor!

No se cansa de decirlo, no hay ascensor y por ese precio no sabe cómo nadie osa a pedirlo.

Y te manda al convento

Si no te gusta escuchar ruidos te da la dirección exacta del convento de las Carmelitas para que descanses sin ningún ruido.

A ligar a tu casa

En su pensión no se liga. Ella controla a todo el que entra las 24 horas del día (no sabemos cuándo duerme) y llevarse al típico rollo de una noche no está permitido (si no paga claro).

Da igual la nota

Si le das un 6.3 sobre 10 de nota media pero dices algo que no le gusta demasiado, ella responde sin pelos en la lengua. O el 10 o nada.

Ella también es huésped

Sí, Milagros fue huésped en Cuba y se encontró a un negro en su habitación, pero ella no dijo nada. Educación ante todo. Eso sí, le dijo que se pagase una habitación que ahí gratis nada.

A veces, se disculpa

Si hace algo mal sabe reconocerlo. ¡Cómo no!

¿Aún te quedan ganas de criticar una pensión? Cuidado que Myla-reservas está al acecho y puede que no le guste lo que le dices.


Comentarios