Escucha radio en directo y las nuevas radios online

Tendrás que mirar dos veces pero está claro… ¡Elsa Pataky le ha robado la fuerza a su marido!

Y tenemos pruebas que lo demuestran

Sí, por mucho que nos digan que los famosos son humanos como todos nosotros, lo cierto es que ellos disfrutan de una vida de ensueño que muchas veces es imposible no envidiar.

No hay más que ver las fotos de la última escapada con amigos (las de esta galería) de Chris Hemsworth y Elsa Pataky que nos han dejado algunas cosas claras.

Para empezar, que nosotros también queremos una excursioncita así.

A magical weekend away with mates 😊 @orpheusisland you are amazing! My heart's always happy in Queensland ☀️✨💛 @australia

Una publicación compartida de April Munro (@aprilmun) el

Segundo, que en avión privado se viaja mucho mejor que en las líneas low cost que utilizamos muchos.

Y tercero, que en esta pareja lo del ‘happy love’ parece una realidad.

Entre las muchas cosas que comparten está el deporte. Ya nos decía el entrenador de Elsa Pataky que a la actriz le gusta mucho hacer deporte y que es muy lanzada y le gusta probarlo todo.

Qué decir de él, Chris Hemsworth no es Thor por casualidad, tiene su fuerza y un cuerpo para lucir fruto (en parte) de su gran pasión por el deporte, sobre todo si tiene que ver con el agua.

Pero, claro, tanto tiempo pasa esta parejita junta y tanto amor se profesa que creemos que están empezando a mimetizarse. No hay más que ver una de las fotos de esta escapada veraniega.

Vale, esta es una foto normal. Chris coge en brazos a su querida mujercita que, por otro lado no tiene que costarle mucho. No hay más que ver sus músculos y su gran altura. A la foto que nos referíamos es esta, ¡atento!

Seguro que la has tenido que mirar más de una vez para asegurarte de que es Elsa la que coge en brazos a su forzudo marido. Está claro que si hacen una Thor en femenino, ella podría ser la protagonista. Tanto entrenamiento parece que le está dando una fuerza considerable.

Y lo mejor de todo es que ellos tienen el sentido del humor suficiente para compartir estos momentos con todos nosotros. Ay... ¡cuántos quisieran ser koalas!


Comentarios

Comentar