‘El Gallo’ deja tirada a Cristina Boscá en directo

Avatar

Flor Amarilla

La más maja ❀

Cristina Boscá y Dani Moreno estaban un poquito tensos. Se habían picado por Instagram después de que Cris se equivocara y subiera sus stories personales desde la cuenta de Anda Ya.

Para acabar con esta tensión, y antes de que empiece la temporada (OJO IMPORTANTE, volvemos el lunes 28 de 6h a 11h), los dos presentadores se han retado a salir a la Gran Vía madrileña vestidos de gallo y de surfista... Sí, en neopreno en pleno mes de agosto. 

Cris se ha presentado puntualísima en el punto de encuentro, sin embargo, el Gallo no. Dani no llegaba... ¡así que Cris se ha lanzado sola a la calle!

Después de 10 laaaargos minutos al sol, sudando, con neopreno y rodeada de gente que pasaba de ella (en su defensa hay que decir que cuando en Madrid hace calor la gente se pone un poco especialita)... ¡¡¡El Gallo ha aparecido!!!

No te creas que venía corriendo porque el tío ha llegado como el que va de camino a mirar las obras un lunes por la mañana. Así, como es él, sin sobresaltos (no vaya a ser...).

Y sí, por fin, después del sufrimiento de Cris, los dos han hecho un poco el loco y han terminado con un bailecito ridículo en Callao. Y ya en serio, te recomiendo que veas el vídeo entero porque te vas a reír un rato de ellos. Se les va la pinza, la verdad.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Juan Gámez, una de los 100 personas que entraron por dos días en Gran Hermano, habla sin tapujos sobre cómo fue

“Las 48 horas que pasé en la casa de Gran Hermano han sido las peores de mi vida”

Juan Gámez, una de los 100 personas que entraron por dos días en Gran Hermano, habla sin tapujos sobre cómo fue

El protagonista de: Kingsman, Narcos y Juego de Tronos visita Anda Ya

Pedro Pascal nos confiesa a quién mataría

El protagonista de: Kingsman, Narcos y Juego de Tronos visita Anda Ya

Soltar un guepardo a las 11 de la mañana podría ser una de las soluciones para salvar esta edición

¿Es el fin de Gran Hermano?

Soltar un guepardo a las 11 de la mañana podría ser una de las soluciones para salvar esta edición