¿Alguna vez has imaginado la Playboy con una princesa Disney en su portada?


Andrew Tarusov es un ilustrador de origen ruso, afincado en Los Ángeles que tiene una prolífica obra basada en la iconografía de las pin ups y los cómic.

Su última serie que se ha vuelto viral es la que ha llamado What if Disney Princesas become older and get to the Playboy covers? (¿Qué pasaría si las princesas Disney se hiciesen mayores y protagonizasen la portada de Playboy?).

Está compuesta por recreaciones de portadas reales de la revista en diferentes décadas en las que ha sustituido a la modelo original por las princesas más populares, desde Blancanieves a Bella pasando por Elsa, Rapunzel, Campanilla o Pocahontas.

Seguro que Hugh Hefner estará encantado con el resultado pero en la factoría se estarán tirando de los pelos. Ver a sus iconos infantiles convertidas en playmates no debió ser lo que imaginaban cuando las crearon.

Desde luego, esta nueva versión de las princesas no es apta para menores, es la versión adulta de un mundo que ha cautivado a gente de todas las edades.

Pero que conste que no es la primera vez que Disney se convierte en el blanco de su trabajo. Hace un tiempo creó otra serie en la que las villanas de la factoría se convertían en pin ups de los años 40.

Y si alguien pensaba que Tim Burton y Disney no casaban, que eche un vistazo a su serie What if Tim Burton directed all Disney classic movies? (¿Qué pasaría si Tim Burton hubiera dirigido todas las películas clásicas de Disney?).

Pinocchio in Tim Burton style #Burton #TimBurton #Disney #art #Pinocchio #poster

Una publicación compartida de Pin-Up by Andrew Tarusov (@askandy) el

Desde luego, aunque estamos acostumbrados a ver a las princesas Disney transformadas de maneras muy diferentes (son objetivo de muchos humoristas, diseñadores gráficos e ilustradores) nunca dejarán de ofrecernos nuevas posibilidades para verlas con otros ojos.

Y aunque Disney es una de las principales fuentes de inspiración de Tarusov, no es la única. Los personajes de Marvel, Pokemon o, incluso, Juego de Tronos, han pasado por sus manos.


Comentarios

Comentar