El ‘peligro’ de los reportajes a pie de calle

El periodismo debería empezar a considerarse una profesión de riesgo sobre todo desde el momento en el que los espontáneos de la televisión se han comenzado a viralizar en todo el mundo.

Porque si ya es duro que un periodista tenga que superar condiciones climatológicas de mucho calor o mucho frío, la lluvia, la nieve o el viento, encima que tengas que enfrentarte a un pesado no está pagado.

Pero hay que reconocer que hay espontáneos divertidos, como el del plátano amarillo, y otros, como el aficionado del Athletic, que se pasan un poco de la raya.

¡Dale al play!



Comentarios

Comentar