Escucha radio en directo y las nuevas radios online

El mundo interminable de ARK

Sólo o acompañado, Ark tiene horas de juego para todo el mundo.

El mundo interminable de ARK

Si metes en una cocktelera un poquito de Minecraft, otro poquito de Skyrim y un buen puñado de dinosaurios, lo que obtienes es ARK. Un juego de supervivencia que poco te dice para ponerte en situación y cuya una premisa se convierte en mantenerte con vida en un mundo lleno de dinosaurios y criaturas peligrosas en general.

No será fácil, de hecho, es probable que las primeras partidas os saquen un poco de vuestras casillas porque no es tarea fácil mantenerse con vida en semejantes tierras cuando llegas al mundo con un taparrabos y nada con lo que defenderte. Pero esa es la gracia; romper cosas, coger cosas, crear cosas y subir de nivel poco a poco hasta que seais capaces de plantar cara a algún bicho con dientes afilados.

El mundo interminable de ARK

Cuando las cosas empiecen a ir bien, podréis acabar disparando ametralladoras a lomos de un tiranosaurus-rex o volando sobre algún dragón que escupa fuego, por mencionar un par de casos aleatorios.

El puntito de ciencia ficción (que cada vez se hace más grande) ayuda a que el progreso y la evolución de personaje en ARK sea algo llevadero y divertido. No muchos juegos os plantan desnudos en mitad de la jungla y os permiten tener una casa llena de tecnología y un rifle francotirador para tumbar dinosaurios treinta horas después, y esa es la parte que hace que ARK sea único.


Podréis afrontar el desafío en soledad, con el cable de red desconectado, o convertir el juego en un MMO llevando el número de posibles exploradoras para vuestras tierras a la nada desdeñable cantidad de ‘100’. Toda ayuda es poca.

Los más valientes, por supuesto, podrán entrar a servidores PVP (Player vs Player) en los que será tan importante mantener a raya el peligro de las bestias como tener a buen recaudo vuestra viviendo y todo vuestro material para que no llegue algún listo y os lo levante, ya que ahí cada hombre va por su cuenta.


Para los más solitarios, ARK tiene una campaña que centra la atención en tres jefes finales importantes que, además, os lleva a un final que arroja algo de luz al vacío de información en el que os mantiene el videojuego en todo momento.

Si dejamos a un lado los “glitches” propios de los juegos MMO, encontramos en ARK un apartado gráfico espectacular. Cierto es que encontraremos zonas en las que las piedras aparezcan y desaparezcan, las texturas o luces fallen y demás posibles pormenores, pero la experiencia general luce muy por encima de lo que acostumbramos a ver para un juego multijugador de mundo abierto. La vegetación es frondosa y tiene vida, la iluminación es espectacular y las bestias son una barbaridad.


Otro punto a mejorar puede que sea la inteligencia artificial de algunos bichos, sobre todo de los más grandes. Si bien pelear contra un raptor puede darnos muchos problemas, cazar un triceratops puede ser tan fácil como colocarnos en un punto de cierta altura al que él no pueda acceder y lanzar proyectiles con calma hasta que caiga. Pero, lo dicho, son juegos MUY grandes y muchas veces estas cosas pasan.

Con todo, ARK es un juego muy recomendable, pero no es para todos. Los que busquen acción frenética y piensen que van a estar todo el tiempo luchando y mejorando armas puede que quieran re-pensar sus opciones. ARK propone horas y horas de preparativos, horas recogiendo elementos en un principio inservibles y que poco a poco, con horas de experiencia y mucha paciencia pueden traer mucha ilusión a vuestra armería. Lo dicho, son muchas, muchas horas. Si la temática te encaja y tienes paciencia, pocos juegos van a darte un ratio hora/euro como el que puedes sacar aquí.

El mundo interminable de ARK

 


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Unas horas con el juego y ya queremos ser cazadores de por vida

Monster Hunter World no saldrá nunca de tu consola

Unas horas con el juego y ya queremos ser cazadores de por vida

Más y mejor, sin más...
Muere Hiromi Tsuru, la dobladora japonesa del personaje

La voz de Bulma (Dragon Ball) se apaga

Muere Hiromi Tsuru, la dobladora japonesa del personaje