Escucha radio en directo y las nuevas radios online

Cuando buscar piso es más difícil que ganar el ‘Euromillón’ o entrar en ‘Gran Hermano’

Sobretodo si vives en Madrid y Barcelona

Cuando buscar piso es más difícil que ganar el ‘Euromillón’ o entrar en ‘Gran Hermano’

Buscar piso se ha vuelto toda una odisea si se hace en ciudades como Madrid o Barcelona, aunque la primera se lleva la palma en cuanto a fraudes inmobiliarios.

Los jóvenes de este momento están condenados a vivir en zulos por no menos de 600 euros al mes, unido a sueldos que en muchas ocasiones no superan ni el salario mínimo. Una odisea que parece no acabar si no se pone freno de una vez por todas.

Pisos sin ventana, trasteros en alquiler, estudios de veinte metros por casi 2.000 euros y muchas otras aberraciones son algunas de las perlitas que se pueden ver en el mercado inmobiliario.

Caseros e inmobiliarias se han convertido en auténticos caciques que piensan que por tener una propiedad pueden exigir hasta datos personales (robando el Derecho a la Intimidad). Sin olvidar que en algunas ocasiones las exigencias de las fianzas hacen que sea más asequible comprar que alquilar.

Sin más rodeos, os presentamos algunas de las joyas de la corona.

Por 750 euros puedes vivir en 37 metros

Treinta y siete metros dan para mucho, sobre todo si la cocina colinda con la cocina y viceversa. Podrás hacer un cocido madrileño mientras tu novio se echa la siesta en la cama.


Por si fuera poco, no te dejan tener mascotas. ¡Ni que hubiese hueco!

850 euros por unas vistas a la puerta de entrada

No hay nada como sentarse y tener unas buenas vistas a la entrada. Bueno sí, tener de reposa cabezas un maravilloso y confortable microondas de los años 2000.


Por 1.150 euros cocina desde la cama

Porque los domingos son días muy perezosos y no nos apetece ni levantarnos a cocinar. Así que ya tenemos la solución: 24 metros de piso por más de mil euros.


¡Vaya chollo!

Desembolsa 3.900 euros el primer mes por 30 metros de piso

Por si fuera poco, las agencias suman a la fianza su comisión por el alquiler. El contratante del servicio, que es el casero, no paga ni un céntimo. Y así estamos que en vez de alquilar un zulo de treinta metros, parece que estamos dando la entrada para un piso en Villaverde.


Dos mil euros por vivir en Sol en 40 metros

Si ya se busca un piso un poco más grande (en el que puedas tumbarte en el sofá sin morir en el intento) ya hay que pagar algo más. Dos mil euritos que te dan la posibilidad de no tener que pagar agua ni gas, eso sí con un tope mensual que hará que gastéis menos agua que un baobab del desierto.


Cinco mil euros: la gota que colma el vaso

Si quieres vivir en Chueca empieza por pedir una hipoteca para pagar el alquiler del piso. Dos meses de fianza, más honorarios de agencia, más el mes en curso que suman algo más de cinco mil euros.


Vergonzoso.

803 euros no aptos para supersticiosos

Si las escaleras no son lo vuestro no alquiléis este pisito. Al abrir la puerta os encontraréis con una escalera que os dará la bienvenida para subir a la cama. Así que cuidado con las caídas los días que volváis de fiesta.


¿Quién no desea vivir en un pasillo?

Si lo vuestro son las emociones fuertes, vivir en un pasillo os va a encantar. Lo mejor de todo es que tiene dos camas, los mil euros del piso los podréis repartir entre dos.


¡Viva la intimidad!

750 euros por vivir en una cárcel barcelonesa

El pisito da miedo, digno de Psicosis.


¿Extracto bancario?

Algunos usuarios aseguran que esta inmobiliaria además de pedir 4 mensualidades por adelantado (fianza, depósito, honorarios y mes en curso), también piden un extracto de los movimientos bancarios.

Y parece ser que es cierto, en la página web de la empresa aparece en las condiciones.

¿Dónde está la intimidad? No creo que a nadie le interese si con nuestra tarjeta compramos lencería fina en Victoria's Secret o nos gastamos 5 copas una noche de fiesta en Chueca.

La estrella: el trastero amueblado

Si el casero considera amueblado que está lleno de muebles hasta conseguir hacer su propio tetris real, está amueblado. Ahora si tenéis el mismo concepto que nosotros podréis morir al visitar este verdadero estercolero.


Para colmo no tiene cocina, la venden como 'americana', pero en realidad se trata de un microondas en medio de 'esa cosa que simula un salón-dormitorio'.

Sin duda, estamos ante auténticos despropósitos que no tienen freno. Va siendo hora de que los jóvenes nos hagamos respetar y exijamos viviendas dignas a precios asequibles.

No todo vale.

 


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

O te las verás con Hacienda
Y otra actriz que pone a prueba la censura de Instagram

De la versión infantil de Pablo Alborán a la pataleta de Cristina Pedroche

Y otra actriz que pone a prueba la censura de Instagram

Te explicamos qué es este término tan utilizado y te ponemos varios ejemplos

El fantástico mundo de los “shippeos”, la revolución de las redes sociales

Te explicamos qué es este término tan utilizado y te ponemos varios ejemplos