Escucha radio en directo y las nuevas radios online

Este vídeo recuerda cómo el gorro de un recién nacido determina su vida

Y no debería ser así

La lucha feminista ha recobrado fuerzas en los últimos tiempos y cada vez hay más adeptos que luchan por conseguir una igualdad de géneros. Pero aún queda mucho por hacer porque se trata de un cambio cultural y social con unas raíces muy profundas.

Desde que nace una persona ya hacemos distinción de género. No hay más que ver cómo los productos de bebé se dividen entre los rosas para las niñas y los azules para los niños.

Ese pequeño detalles ya crea una separación que determina completamente tu vida. Ellos todavía no pueden hablar, opinar y decidir y sus padres ya lo hacen por ellos marcando un camino y generando unas expectativas acordes a unos estereotipos.

“Como niña, esperas que sea tu pequeña princesa. Como niño, esperas que sea tu héroe”, abre el vídeo que protagoniza la última campaña de HeForShe, el movimiento de solidaridad impulsado por ONU Mujeres y que cuenta con embajadoras como Emma Watson.

“Si los estereotipos de género empiezan con nosotros, pueden acabar con nosotros”, es la moraleja de un vídeo que nos recuerda cómo fomentamos que nuestras niñas pequeñas jueguen con muñecas mientras los niños hacen deportes.

O transmitimos esa idea de que si las niñas lloran es por cuestión hormonal y si lo hacen los niños es porque son débiles. Son pequeños detalles de nuestro día a día que van conformando una desigualdad con la que cada vez hay más gente que quiere acabar.

Una publicación compartida de #HeForShe (@heforshe) el


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR