Escucha radio en directo y las nuevas radios online

¿Quién dijo que las estrías había que ocultarlas?

Esta artista hace maravillas con ellas

Mencionar la palabra estrías y poner mala cara van casi unidas de la mano y es que, culturalmente, hemos asociado la aparición de estas marcas en nuestro cuerpo como un defecto que ha causa más de un complejo en los que no han podido asumir que el cuerpo va cambiando y no es perfecto.

Las cremas anti estrías nos han dejado claro que eran algo contra lo que teníamos que luchar, bien para prevenirlas como para paliar sus efectos una vez que han aparecido.

Pero, ahora que reina la era del body positive, hasta las estrías empiezan a mirarse con otros ojos. Ya no son esas marcas que hay que ocultarlas sino más bien ha llegado el momento de lucirlas.

Se les está dando una normalidad que ha hecho posible, por ejemplo, que marcas como Asos las dejen visibles en sus campañas de publicidad.

Pero hay quien va más allá. Sara Shakeel era una dentista que, accidentalmente, acabó convertida en una artista visual y uno de sus últimos proyectos consigue en volver bella la estría, ¿no se hizo ya con la arruga?

Bajo el hashtag #glitterstretchmarks ha compartido varias fotografías, algunas suyas, en las que ha remarcado con retoques fotográficos de purpurina, las estrías de las modelos.

Parece que esta serie ha sido muy bien acogida por sus 206.000 seguidores en Instagram y cobra un especial interés teniendo en cuenta que reside en Pakistán, un país poco proclive a este tipo de iniciativas.

“Nunca me he sentido tan poderosa y liberada y tan jodidamente orgullosa de mis estrías en toda mi vida”, aseguraba la artista en Instagram, “en el lugar donde nací y vivo, ser gordita o incluso hablar sobre las estrías no es algo de lo que sentirse orgullosa”.

Le ha llamado la atención la buena acogida de su iniciativa que le ha hecho darse cuenta de que hay mucha gente que comparte su mismo sentir. “Apoyaos y amaos a vosotras mismas por quienes sois, porque hay alguien ahí afuera compartiendo los mismos sentimientos. Si algo está claro es que, no estás sola”, escribía.

Y la cosa no termina ahí, promete mucho más. “La historia de las estrías continuará, tengo muchas otras ideas y planes en mente. ¡Las obras de arte que he creado son reales! ¡Estas fotos que ves son REALES de mujeres REALES con estrías!”, asegura.


Comentarios

Comentar