Escucha radio en directo y las nuevas radios online

Lupita Nyong'o monta en cólera ante un uso inesperado del Photoshop

No es que le hayan corregido imperfecciones de la piel ni nada parecido

Lupita Nyong'o monta en cólera ante un uso inesperado del Photoshop

Los usos del Photoshop son inescrutables y así lo hemos podido comprobar en la última portada que ha ocupado la actriz Lupita Nyong'o en Reino Unido.

La revista Grazia la ha llevado a la primera con tan poca fortuna que ha utilizado Photoshop no para aclarar su piel, algo terrible, no para corregir imperfecciones que pudiera tener, algo comprensible, ni siquiera para añadir unos motivos divertidos, no.

Ha usado la herramienta de retoque fotográfico para corregir el pelo de la actriz de orígenes kenianos.

Su melena, en una coleta, de pelo rizado fue completamente eliminada para dejar un pelo que encaje mejor, según palabras de la actriz, en los estándares de belleza caucásicos.

Nakia is coming! #BlackPanther 2.16.18 @MarvelStudios

Una publicación compartida de Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) el

Lupita ha recurrido a su cuenta en Instagram para enseñar las fotos sin retocar y la que finalmente salió en la portada para hacer un statement en el que se muestra completamente en contra de esta alteración de su imagen solo para encajar en un modelo de belleza que no es el suyo.

Lupita Nyong'o será la protagonista femenina de Black Panther a partir del 16 de febrero y ya se encuentra a tope con la promoción de esta película de Marvel


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Es lo que pasa con los iconos de estilo infantiles

North West quiere ser 'youtuber'

Es lo que pasa con los iconos de estilo infantiles

Pablo de Torres te muestra un nuevo concepto culinario

¿Qué es un gastrosexual?

Pablo de Torres te muestra un nuevo concepto culinario

La protagonista de las nuevas películas de Star Wars es una presencia magnética en el photocall

Daisy Ridley, mucho más que Rey en la alfombra roja

La protagonista de las nuevas películas de Star Wars es una presencia magnética en el photocall