Escucha radio en directo y las nuevas radios online

¿De verdad han destronado Alfred y Amaia a Bisbal y Chenoa en OT? Lo comprobamos

Comparamos el mítico Escondidos con el City of Stars que han tildado de "mejor actuación de la historia"

¿De verdad han destronado Alfred y Amaia a Bisbal y Chenoa en OT? Lo comprobamos

Amaia y Alfred protagonizaron ayer la "mejor actuación de la historia de Operación Triunfo", según Roberto Leal y algunos de los espectadores que así la llamaron en las redes.

De hecho, hubo quién aseguró que ambos habían "destronado" a Chenoa y David Bisbal con su inolvidable Escondidos en la primera edición.

Y es que a veces ocurre que el presente hace olvidar lo mejor del pasado, pero también es cierto que el pasado tendemos a idealizarlo. Por ello, queremos volver a ver ambas actuaciones para descubrir si hemos sobrevalorado a alguna de las dos:

Chenoa y Bisbal en su actuación de Escondidos

El 21 de enero de 2002 Chenoa y Bisbal protagonizaban una de las actuaciones más recordadas (sino la que más) de la primera edición de OT.

Los ensayos de la pareja dejaban en evidencia la atracción que sentía el uno por el otro y toda España se preguntaba si en realidad, al cantar "Escondidos" estaban hablando de su propia historia.


Esa fue la magia de su actuación: jugaron con un secreto que solo ellos sabían, pero nos lo estaban confesando mientras cantaban, se miraban y se tocaban. Aquello fue la confirmación que todos estábamos esperando.

Ambos se subían al escenario y aunque sí tenían un cuerpo de baile al fondo, nadie lo vio. Todas las miradas estaban puestas en ellos dos, en cómo interpretaban cada frase que se decían: "Bésame, mientras sientes la piel, que hay detrás de mi piel", "juráme, una y otra vez que tú intentarías amarme más"...

Aún, ver cómo entrelazan sus manos nos eriza la piel. Cómo se mordía el labio Bisbal al escucharla, cómo apoyaban sus cabezas, y él la rodeaba mirándola de arriba abajo. Cómo ella le acaricia el pelo y el cuello, con la confianza de alguien que ya ha traspado la amistad.

Era la gala 11 de aquel talent que sería el mayor fenómeno de nuestra TV, y su actuación lo elevó al lugar de la memoria colectiva que está reservada a muy pocos.

Amaia y Alfred en su actuación de City of stars

Desde que la pasada semana se anunciara que Alfred y Amaia cantarían juntos el City of stars de 'La la land', sus ensayos destilaron la misma magia que en la película y una química de cine.

Los profesores les hicieron abrazarse de la misma forma que Bisbal y Chenoa en su día. Los Javis les propusieron que se dijeran lo que más les gusta al uno del otro, en un momento en el que confesaron su admiración por absolutamente cualquier detalle del otro.


Conscientes de la expectación causada por la pareja, la tercera gala de OT dejó para el final su actuación. Ambos se sentaban frente al piano, tocándolo a cuatro manos y cantando de una forma brillante.

La verdad es que no necesitaron a absolutamente nadie más en el escenario, porque los dos lo llenaron con las miradas de ternura que se dedicaban y sonrisas cómplices. Unos gestos que nos hacían preguntarnos constantemente si ya estaban enamorados o les faltaba un poco.

Si en un dúo, el secreto es que los dos brillen, ellos lo consiguieron de sobra: con una generosidad extrema, ambos se escuchaban y se deslizaban con las estrofas del otro para mimarlas y ofrecérselas a continuación.

Absolutamente nada les quitó el protagonismo: ni las luces de los móviles, ni otra música que no fuera la que surgía de sus dedos, ni los suspiros de un público que se enamoró del acercamiento de él a la boca de ella (también mordiéndose el labio). Pero les dio igual, solo estaban ellos en aquel escenario... y en el mundo entero.

Más técnica en 2017 pero no puede con el hichizo de 2002

La magia de ambas actuaciones es incuestionable, como la química entre las dos parejas (y que es imposible dejar de sonreir al ver los dos vídeos).

Cierto es que Amaia y Alfred, técnicamente, hicieron algo mucho más difícil: cantar e interpretar a la misma vez que tocaban el piano. Quizá, incluso, a nivel vocal esta nueva pareja demuestra mucha más excelencia en una tercera gala, que Chenoa y Bisbal en una undécima.

Pero, después de 15 años, nadie es capaz de ver aquel Escondidos sin que se le erice la piel durante los 4 minutos que dura. La magia de aquel momento traspasó la pantalla y las décadas, y de eso, no sabemos si será capaz la actuación de La la land. Solo el tiempo nos lo responderá.


Comentarios