• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • ESTILO
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • GIRAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    “En España siempre hemos ido de ‘latin lovers’ pero los niveles de seducción son muy de cromañón”

    Lo dice una experta

    “En España siempre hemos ido de ‘latin lovers’ pero los niveles de seducción son muy de cromañón”

    ‘No hay quien entienda a las mujeres’ ¿cuántas veces has escuchado eso? Quizás demasiadas y ahí radica una de los problemas para que hombres y mujeres compliquen sus relaciones.

    Falta comunicación para lograr entenderse los unos a los otros. “Creo que hay que hablar y comunicarse antes de tener que decir ‘tenemos que hablar’ de forma definitiva, como ruptura”, asegura Elisabeth G. Iborra, periodista y escritora especializada en psicología, sociología y sexología.

    Acaba de publicar un libro junto a Bruno Valente que recoge las consultas sobre amor y sexo de parejas que no acaban de entender a su pareja.

    Aseguran que los cambios de los últimos años en la sociedad con la liberación sexual de la mujer y su incursión laboral han hecho que aumenten los diferentes tipos de hombres y mujeres y que eso haga que sea más difícil entendernos los unos con los otros.

    Pero para eso han llegado ellos, para ponernos las cosas más fáciles con su consultorio. Hablamos con Elisabeth de sexo, amor e, incluso relaciones de los famosos (incluidos Amaia y Alfred).

    Tú les contestas a ellos y Bruno Valente, a ellas. De haber sido al revés, ¿las respuestas hubieran sido muy diferentes?

    Yo creo que sí. Si yo hubiera respondido a las consultas femeninas hubiera dicho lo mismo que cualquier amiga y lo interesante era traducir al otro género.

    Al principio decís que este libro es como el mítico Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus pero revisado porque el otro se ha quedado obsoleto, ¿al final no son los mismos problemas de siempre o realmente ha cambiado tanto nuestra manera de relacionarnos?

    Hay muchos prototipos de personas y los hay que se corresponden con aquel modelo y hay muchos otros nuevos que necesitan esta traducción.

    Con el tema de las nuevas tecnologías ha cambiado la manera de relacionarnos. Ahora ligas más en una red de contactos que en un bar y esto crea una serie de dudas que antes eran impensables. Cómo me presento en las redes, cómo redacto mi perfil, qué significan los emoticonos, las rupturas por whatsapp… esto antes no existía.

    En cuanto a la sexualidad, hace años no se hubieran planteado cuestiones como la masturbación de la mujer porque lo veían pecaminoso o no sabían que podían hacerlo.

    He releído ese libro para buscar otro enfoque y había cosas con las que incluso me sentía ofendida. Ya no somos así, no somos la típica mujer que estamos esperando en casa al hombre.

    La era digital ha cambiado los terrenos, los tiempos, las estrategias, ¿para mejor o para peor?

    Es diferente. Nos da más posibilidad, tenemos el campo más abierto y podemos conocer a muchísima más gente.

    ¿No te parece curioso que antes todos encontraran el amor enfrente de casa, la farmacéutica, el verdulero… y ahora nos cueste tantísimo elegir pareja? Lógicamente porque tenemos mucho más donde elegir.

    Eso te causa más dudas, más rupturas porque te encuentras con más gente… hay muchas más opciones, no tienes por qué conformarte ni aguantar determinados comportamientos.

    RELACIONES VIPS

    Tú que estás acostumbrada a ver este tipo de historias supongo que tendrás tu opinión sobre relaciones de famosos que llenan titulares. Por ejemplo, ¿qué te parece la eterna relación de Justin Bieber y Selena Gomez con tantas idas y venidas? ¿Es bueno darse tantas oportunidades?

    Es la típica ‘te odio, te quiero’, hay un punto tóxico por ambas partes, seguro. Se mantiene la relación básicamente por esas idas y venidas. Si se planteasen una relación más seria se les acabaría el subidón este de las subidas y bajadas que es un poco como una droga. No me extraña que estén enganchados. En algún momento se cansarán de la montaña rusa y empezarán a tener otro tipo de relaciones con otras personas, eso sí.

    Jelena, una relación de idas y vueltas. / GettyImages

    Otra relación que no lo es: David Bisbal y Chenoa, muchos viven obsesionados con esta relación y mira que han pasado años. ¿Estamos demasiado enganchados a los finales felices?

    De verdad… hay que aceptar las rupturas, que no pasa nada. Se conocieron en Operación Triunfo hace más de una década y no funcionó, claramente. Ya está, se pone el broche final, se intenta quedar lo mejor posible, con dignidad, que creo que no se está dando el caso por alguna parte y, sobre todo, deja de sacarle rentabilidad. Hay que aceptar las rupturas.

    David Bisbal y Cheona, una ruptura por asimilar. / GettyImages

    Gerard Piqué y Shakira, una diferencia de edad clara en la que ella es la mayor. ¿Eso es una relación abocada al fracaso?

    Yo creo que la edad no importa nada, es una cuestión de madurez. Si las dos personas tienen el mismo nivel de madurez les puede ir fenomenal. Es cuestión de piel, de intereses en común… miles de cosas por encima de la edad.

    Yo hago mucho BlaBlaCar porque me encanta y alucino con el nivel de madurez de muchos chavales de 25 años. Todo el mundo dice que los jóvenes están fatal porque son unos incultos y yo flipo con lo viajeros que son, con lo que leen, con los análisis políticos que te hacen, es un maravilla. Tengo 40 y perfectamente podría estar con uno de 26 si se diera el caso, depende de su madurez.

    Una publicación compartida de Gerard Piqué (@3gerardpique) el

    Hay muchos enganchados a Operación Triunfo y a la relación de Amaia y Alfred, ¿de dónde viene esa necesidad de presenciar una historia de amor de película?

    Por lo mismo por lo que se leen y se venden tantísimo las revistas del corazón. Es un poco vivir las vidas de los demás. Esos sueños de ser princesa o famoso, lo vives a través de estas personas.

    En el caso de Operación Triunfo nos parece que podríamos ser nosotros, son gente normal que antes no eran conocidas y nos alimenta el sueño de que nos podría pasar una historia así, mágica y especial, y además que lo vea todo el mundo que, cuando nos enamoramos, nos encanta contárselo al universo entero.

    FALTA EDUCACIÓN EN SEXO Y SEDUCCIÓN

    Afirmáis que ahora a los jóvenes se les forma como personas completas y no como medias personas en busca de su otra mitad, ¿realmente lo crees así?

    El ideal del amor se nos ha imbuído a todos y nos gusta tener a alguien con quien compartir y que emocionalmente te haga sentir bien pero es importante que nosotros mismos nos sintamos realizados con nosotros mismos porque eso hará que la calidad de las relaciones sea mejor.

    Luego está la monogamia que no deja de ser un invento del hombre que podemos adoptar por rentabilidad sexual o porque creemos realmente en ella.

    Cuando me plantean temas de infidelidad planteo que no vamos a juzgar pero que hay que informar a la pareja para que pueda elegir con libertad lo que quiere hacer.

    Pero las estadísticas dicen que los jóvenes cada vez son más conservadores y machistas en las relaciones, ¿qué es lo que no funciona?

    Es una cuestión de que han visto que las mujeres nos estamos empoderando demasiado y les podemos quitar sus privilegios de patriarcado. Por eso hay tantos brotes de machismo, el techo de cristal típico de las empresas, es una cuestión de aferrarse al poder y quitárnoslo.

    Eso está pasando con los jóvenes que ven que las chicas están empoderadas y ellos no están obteniendo beneficios. Ahí está el problema del ego masculino.

    ¿Por qué cuesta tanto moverse en el terreno de la seducción?

    Vamos a lo básico. En España siempre hemos ido de ‘latin lovers’ pero nada que ver, los niveles de seducción están bajísimos, son muy de cromañón, muy a lo bajo, a lo zafio.

    En Marruecos hay unas dagas con las miradas que allí la sensualidad supura en el ambiente. Aquí en los bares, es muy terrible lo que pasa.

    En el libro doy pinceladas para lo que tiene que ser un buen seductor, sobre todo para evitarte cobras. Si tú no miras si la otra persona te está correspondiendo, no hay juegos de miradas, no vayas, no entres de una manera tan fea.

    En el tema de la cama explico cómo ser un buen amante porque al final se va a extinguir la especie porque no funciona, ellos tienen miedo a no dar la talla, si sale mal se acobardan y no quieren repetir. Si es un egoísta, nosotras tampoco queremos repetir… hay que saber disfrutar de la sensualidad.

    ¿Falta educación sexual en nuestro país, por el tipo de preguntas que hacen a veces?

    Muchísima. Pero es que no nos la han dado. Simplemente nos han dicho, en algunos casos, que nos pongamos un condón para prevenir pero no sólo eso es la educación sexual.

    Me hace mucha gracia porque hay gente que a todo el aparato reproductor, en general, incluido el clítorix, lo llama vagina. No, perdón. La vagina está por dentro, el clítorix tiene una parte interna y una externa y hay que saberlo porque tocar el clítorix es parte fundamental para llegar al orgasmo porque si no es prácticamente imposible tenerlo.

    Las mujeres tenemos que conocer nuestro propio cuerpo para luego guiar a los hombres porque a cada una nos gusta de una manera, hay que quitarse los pudores. Y ellos, lo mismo.

    Las mujeres tenemos que conocer nuestro propio cuerpo para luego guiar a los hombres.

    ¿Sigue habiendo mucha gente con una idea muy idealizada del amor o cada vez menos?

    Todavía sí. Las películas, los cuentos… nos siguen vendiendo la típica historia romántica. El hombre te tiene que seducir y te tienes que hacer de rogar para que se lo tenga que currar y a partir de ahí se llega al amor eterno.

    Esto es complicado. Era más fácil cuando la esperanza de vida era de 35 años pero lamentablemente (o mejor) ahora es de 80 y es más lógico que lo que ocurra es que tengas una sucesión de parejas y no hay que dramatizar, no pasa nada.

    La evolución de cada uno va por etapas y es complicado que la otra persona coincida en esa evolución en todas las etapas y cuando no coincide, se deja y no hay que hacer traumas.

    ¿Sagas como 50 sombras de Grey ayudan en este terreno o no?

    Ufff… Honestamente, no, porque perpetúa los papales de sumisión de la mujer y el hombre poderoso. Las fantasías y preferencias, mientras sean consentidas, todo me parece estupendo y todos los sexólogos te dirían lo mismo. Pero el rol de sumisa, de lo que él quiera porque estás embaucada por su poder, no me parece sano.

    '50 sombras de Grey' no es el mejor referente. /

    Tengo una novela que se llama El amor me persigue pero la protagonista es todo lo contrario, tiene miedo a perderse a sí misma por tener pareja y ¿sabes lo que pasó? Había muchas mujeres a las que les caía mal porque no acababa subyugada ante los encantos del hombre, que era perfecto.

    Frivolizando un poco más, Bruno llega a decir que los hombres odian el maquillaje, ¿no te ha sentado mal eso con la de tiempo que dedican las mujeres en ese terreno?

    Yo creo que nos tenemos que tomar el maquillaje como algo para nosotras mismas, me parece muy divertido disfrazarme. Pero es verdad que ellos dicen que prefieren a alguien super natural para estar con ella.

    Bruno también dice que: ‘Un hombre valora más a una chica que no se acuesta con él la primera cita’, muchas feministas se van a quejar.

    Bruno es el hombre más feminista que yo conozco. Dice que lamentablemente hay un doble rasero y es eso lo que piensa la mayoría. Si te acuestas con él la primera noche piensan que lo vas a hacer con otros y no se fían.

    Hay quien piensa que por conocerte en una red de contactos es que sólo vales para un rollo y no para una relación estable. Ellos lo pueden hacer todo pero nosotras no porque entonces no somos de fiar.

    Terminamos con la pregunta del millón, ¿es posible que hombres y mujeres lleguen a entenderse?

    Yo creo que sí pero básicamente porque lo he experimentado en mis carnes después de leer este libro. Es para tenerlo de manual de instrucciones para cuando te pase algo. Te da las explicaciones de muchas cosas.

    Hemos hecho de Pepito Grillo de las relaciones como lo haríamos con los amigos.

    De todas formas, tanto a Bruno como a ti, expertos en esto de las relaciones, os irá perfectamente en el amor y el sexo, ¿no?

    Yo no tengo pareja básicamente porque no tolero ninguna de las tonterías de estas que vemos, faltas de respeto, de educación. Yo estoy mejor sola que mal acompañada y se lo decimos a muchas de las consultas.

    Ahora lo que tengo claro es que voy a hacer un casting y al que no se haya leído el libro no le hago ni casa. Primero que lo lea que quiero que venga aprendido de casa. Por lo menos los que quieran salir conmigo.

    TE RECOMIENDO


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?