P!nk - Wild hearts can't be broken [2018]

Junto a su hija Willow

Aunque no fue una de las actuaciones más comentadas, P!nk se subió al escenario de los Grammy para interpretar su último baladón, Wild hearts can't be broken. Una canción con una importante carga emocional, la misma a la que ha querido dar protagonismo en su videoclip.

P!nk cantó 'Wild hearts can't be broken' en los Grammy. / GettyImages

Rodado en blanco y negro por Sasha Samsonova, está claro que no ha sido muy costoso en producción pero sí en implicación de la cantante que ha tenido que transmitir mirando a cámara todo lo que quiere expresar con esta canción. Y vaya si lo consigue.

Y para hacerlo más sentimental todavía ha recurrido a la familia. En algunos planos sale su hija mayor, Willow, demostrando la gran complicidad que hay entre ellas.

Y es que la infancia tiene mucha importancia en esta canción ya que P!nk ha querido donar lo que se recaude a Unicef, una ONG que lucha por mejorar la calidad de vida de los niños y empodera a las mujeres.

For those of you who have watched the video for “Wild Hearts Can’t Be Broken”… ❤️

Una publicación compartida de P!NK (@pink) el

"En honor a esta increíble organización, en honor a este vídeo de Wild hearts y en honor a las niñas y mujeres de todo el mundo que se defienden por sí mismas, voy a hacer una donación en todos sus nombres a esta maravillosa organización y te animo a que hagas lo mismo si el espíritu te mueve", aseguraba.

MÁS SOBRE:


Comentarios

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Comentar