• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • ESTILO
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • GIRAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    ¡Vuelve Burnout! ¡Benditos "Remaster"!

    PS4 y Xbox One reciclan material del bueno

    ¡Vuelve Burnout! ¡Benditos

    Si tuviéramos que elegir una franquicia de conducción arcade que definiera el género a principios de la pasada década sería BurnOut. Durante casi diez años, Criterion Games nos ofreció una serie de juegos centrados en la velocidad a todo trapo, choques brutales y una banda sonora muy molona que se metió a los fans en el bolsillo.

    A la hora de elegir un juego de la saga, mucha gente duda entre BurnOut 3 Takedown o BurnOut Paradise, dependiendo de si se quiere hablar de un juego más directo, al estilo de los primeros, o la integración de un mundo abierto en el que desenvolverse.

    Y es de este último del que recibimos su versión renovada por estas fechas, en su versión final con todos los DLCs que fueron saliendo. Sin ningún BurnOut en 7 años, este regreso nos da la oportunidad de reverdecer viejos laureles a unos, o de descubrir la saga a otros.

    BurnOut Paradise tenía lugar en Paradise City, una ciudad de tamaño bastante importante que era el epicentro del juego. La urbe está plagada de rampas y carteles que descubrir y atravesar, y contiene un gran número de pruebas que completar.

    Había carreras de varias clases, pruebas de destrozos a ver la cantidad de daños que conseguíamos, de realizar el máximo número de eliminaciones (los llamados Takedowns), etc. El único punto negro era la IA de la máquina, que dejaba algo que desear.

    Quizás la variedad no fuera el plato estrella, pero la cantidad equilibraba el asunto. Las calles de la ciudad se convertían en el recorrido de la mayor parte de pruebas, y a esto se suma que los DLCs expandían el terreno aprovechable, aumentando las horas de disfrute, que ahora tenemos de serie.

    Algo que coronó a la saga BurnOut fue la sensación de velocidad, y sobretodo ver como nuestros rivales saltaban por los aires a cámara lenta cuando les realizábamos un takedown, lo cual sigue presente, y podemos aseguraros que ha envejecido muy bien.

    Tenemos además del modo historia la posibilidad de saltar al modo Online, cuya transición se hace de manera muy fácil. Podemos participar en carreras de hasta ocho participantes, en un par de los modos de juego, pero en compañía de nuestros amigos si nos apetece, en plan "A todo gas".

    Como muchos remasters de juegos, la curiosidad radica en cómo se ha aprovechado el paso del tiempo para actualizar el terreno gráfico. El juego corre a 60 fps, pero tanto los coches como el escenario han recibido pocas mejoras.

    Ya os decíamos que el juego se conservaba bastante bien, más si pensamos en que el original salió hace 10 años, pero hemos visto remasterizaciones con más trabajo en este aspecto.

    BurnOut Paradise sigue proporcionando una de las mejoras experiencias de carreras arcade, buena presentación, gran cantidad de coches y una banda sonora increíble que pocos en el género pueden igualar. Si os faltan juegos de carreras que meter a la consola, volver a darse unas vueltas por Paradise City no parece un mal plan en absoluto.


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?