• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • ESTILO
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • GIRAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    “Leiva no posa adrede pero está posando todo el rato”

    Wilma Lorenzo nos descubre al músico en gira

    “Leiva no posa adrede pero está posando todo el rato”

    “No me gustan las fotos”. Así comienza Leiva su introducción a Toquemos juntos hasta que la muerte nos joda, el libro en el que Wilma Lorenzo nos invita a conocer cómo ha sido la gira de Monstruos a través de unos textos que nos muestran su mirada personal y unas fotos que reflejan los momentos más grandes y los más cotidianos de un año y medio lleno de intensidad.

    Hemos hablado con la fotógrafa y autora para intentar acercarnos a ese modo de vida que genera tanto enganche a los que apuestan por él.

    Yo no sé quién ha tenido el mejor regalo, si Leiva con este libro o tú con la gira que has compartido con él, ¿qué dirías?

    Yo creo que he salido ganando. Para él es un recuerdo que no tenía previamente, algo que me alucina que no existiera. Para mí ha sido un privilegio.

    Leyendo el libro me venían a la cabeza películas antiguas que reflejaban el trabajo del periodista que salía de gira con los artistas eso, se ha perdido mucho, ¿no?

    Sí, es verdad. Es curioso que ahora que están las redes sociales y el mundo digital en boom es cuando menos hay esa figura en la música. Gracias a las redes las bandas (sobre todo las internacionales que siempre son pioneras en estas cosas) empiezan a incluir en su equipo esa figura de narrador de la historia que cuenta a través de las redes, lo que sucede en una gira.

    Anton Corbijn iba a todas las giras de U2 y ese era su trabajo. Yo he girado con Leiva como responsable de comunicación e imagen y como soy periodista, he hecho el libro pero no sucede que un fotógrafo se vaya de gira como trabajo.

    ¿Cómo llegaste a Leiva?

    Conocí a Leiva hace años. Le había hecho alguna entrevista y trabajé con Sidecars una temporada en comunicación. Al final el mundo de la música es muy grande y muy pequeño a la vez y te conoces.

    Me sorprendió su llamada porque no me esperaba que me tuviera en mente para trabajar con él. Me llamó y me dijo ‘quiero que trabajemos juntos, no sé en qué pero me gusta que te veo metida en la música, siempre con tu cámara y hay pasión en lo que haces’. Dije que sí, claro.

    Empezaste llevando las redes sociales y al dejaste tu trabajo en comunicación de Mad Cool para dedicarte de lleno a la gira, ¿qué te llamaba tanto la atención?

    Me gusta viajar, me gusta el ambiente familiar que se genera en una gira y luego que Leiva estaba depositando en mi toda la confianza de su proyecto. Al final me dijo, ‘quiero que sean mi mano derecha y que estés al lío de todo y centralices la información de todo lo que llega’.

    Ahora que ha finalizado la gira, ¿seguís manteniendo esa relación?

    Sí, ahora estamos con el análisis del disco y la gira. Mi día a día sigue ligado a él aunque es menos estético, no hacemos fotos de las reuniones.

    No sabe parar…

    No, es verdad que no sabe. Es muy activo. Al final, si le llama Rulo, si le llama Fito para una colaboración, él va. No hay un mes de aquí a agosto o septiembre, que empiece a grabar el disco, que no tengamos algo.

    Él comienza el libro con un rotundo: “No me gustan las fotos”. ¿Crees que después de ver el libro puede decir lo mismo?

    No le gusta posar y a mí no me gustan los posados. Hemos encontrado un punto en común. Le envidio porque no tiene la necesidad de retratarlo todo a todas horas. Lo vive y no bebe del mundo redes sociales porque quiere vivirlo y no necesariamente registrarlo.

    Pero conmigo ha encontrado alguien que le ha enseñado a que no necesariamente tiene que ser tan obsesivo y que no tiene por qué enterarse. Hay fotos que ni se ha enterado cuándo se las he hecho. La portada, por ejemplo, no es un posado.

    L

    Una publicación compartida de Wilma Lorenzo (@wilma_lorenzo) el

    De todas formas, y sin desmerecer tu trabajo, hay que reconocer que el carisma y la fotogenia que tiene Leiva te lo pone todo muy fácil, ¿no?

    Es pura estética rock, es muy fácil. Él lo tiene. No posa adrede pero está posando todo el rato, siempre queda bien. Es muy fácil y muy agradecido y me lleva mucho a la fotografía clásica que he visto en libros de artistas que admiro mucho. Él lleva esa estética y hace que la foto también lleve a ese mundo de los años 70 que tanto le gusta a él y tanto me gusta a mí.

    ¿Cuál fue su primer comentario después de ver el resultado final?

    Sonrió y se le iluminó la cara sólo de tocarlo y me quedo con esa reacción. Para mí era un momento muy delicado y quedó muy satisfecho. Me manda mensajes de lo que va descubriendo.

    Tú no eres nueva en este mundo pero supongo que sí es la primera gira que vives con esta intensidad, ¿es como esperabas?

    Y más. Yo he viajado con bandas pero siempre ha sido un fin de semana. He estado con Izal, Vetusta Morla, Iván Ferreiro pero no deja de ser como un fin de semana de vacaciones. Una gira es lo que te esperas pero es mucho trabajo. Tienes que sacrificar tu otra vida.

    Al final es mucha intensidad. Es como cuando dicen que en Gran Hermano todo se magnifica pero es que no puede ser de otra manera cuando convives 24 horas al día, ¿no?

    Se han convertido en personas imprescindibles y que me conocen más que amigos míos de hace años. Me han visto en el hotel desayunando con un mal día y con un buen día. Me han visto con mi mejor y mi peor cara. Conoces los rituales de cada uno.

    Sabes que cuando bajas a desayunar va a estar Manolo porque somos los dos más madrugadores y él, además, viene de correr o nadar. Que Juancho va a bajar cuando quedan 5 minutos para cerrar el buffet. Tonterías como que si nos sentamos en una mesa para pedir el menú del día, todos sabemos lo que cada uno va a escoger. Es como cuando estás conociendo a alguien y pasas de ir a vivir con él y conoces otros aspectos muy simples que definen mucho a la persona.

    En el caso de esta gira es muy masculina, creo que eras la única mujer en el equipo, ¿eso lo has notado?

    Lo noto en el pudor mío al principio pero por cuestión de timidez pero realmente eres uno más. Ellos decían que era bueno porque, ¿cómo decían?: ‘Somos como más humanos, somos menos animales, nos ponemos más guapos’… pero no.

    Cuando se vive un año y medio con esa intensidad cuando todo acaba, ¿cómo se llena el vacío?

    Es una sensación increíble de vacío. Pensaba que exageraban cuando me hablaban del precipicio del fin de gira. El primer fin de semana descansas pero llega un momento en el que te falta algo. Vas a conciertos y ves a otras bandas que están en gira y piensas, ‘yo quiero’.

    Conocías a Leiva pero, después de pasar a formar parte de su familia, ¿has descubierto a un Leiva diferente?

    Sí, totalmente. Le conocía desde la superficie porque él se cuida mucho de ponerse una coraza, lógica. A mí me pasa lo mismo. He conocido un Leiva que encaja en el porqué de las cosas que le suceden en su carrera, es una mente que no para, no descansa, está 100% en su proyecto. Está todo el rato pensando por y para sus canciones, siempre. No sabe desconectar. He conocido eso y su fidelidad a su gente, siempre apoya a los suyos y está detrás de que todos estén bien.

    ¿Cuál es tu foto favorita del libro y cuál es la suya?

    Imposible elegir. La foto de la portada y la foto que la explica dice mucho de lo que es en concreto esta gira. Primero el vacío que queda después de un concierto y de un fin de gira. La gira de Leiva te llena muchísimo a ti y a toda la banda y el título lo explica muy bien. Agotamiento junto a satisfacción. Es una sensación agridulce, de qué bonito pero se ha acabado.

    Soy madre. #ToquemosJuntosW

    Una publicación compartida de Wilma Lorenzo (@wilma_lorenzo) el

    Las fotos que a él más le gustan son las más cotidianas. No es la foto del Palacio de los Deportes lleno de gente. Cuando está mirando el libro se para en la de Juancho con el brazo en el hielo por la tendinitis, en la de Pop y Niño Bruno cenando, porque son los momentos que quedan, los de detrás de los focos y los que le dan a la gira la vida.

    También te cruzas con mucha gente, en este caso, con muchos músicos. Iván Ferreiro, Dani Martín, Quique González, Bunbury, Natalia Lafourcade, Sabina, ¿qué encuentro fue el que más te ha impactado?

    Cuando conocí a Sabina fue un día inolvidable. Fue muy cortito, muy rápido y muy pronto. Fue al mes de trabajar con Leiva y fue inesperado que me metiera en casa de Sabina, para mí fue un regalo porque no nos conocíamos tanto. Fue maravilloso porque Joaquín es una persona super accesible y se preocupa mucho de saber de ti.

    También fue muy especial la cena con Bunbury y José Girl, su mujer. Yo le había hecho a ella una entrevista para un libro sobre Bunbury. Quedar con ellos en Los Ángeles para cenar a las 6 de la tarde, en un vegano, en un ambiente muy familiar… es lo que uno no se imagina. Una cena muy agradable. Enrique y Leiva se tienen mucho cariño pero esa noche me la llevo para mí para siempre.

    Me cuesta dejar fuera momentos de gira con Iván (Ferreiro) o Dani (Martín) que son como uno más.

    Sabina le hizo a Leiva un regalo de esos que no tienen precio, su libro de anotaciones del último disco, ¿a ti Leiva te ha hecho algún regalo de ese tipo, de los que no se compran?

    Me hizo uno de esos regalos. Fue el día en el que me mandó un mensaje de texto que decía ‘guarda bajo llave tras ver lo que te he preparado’ que es cuando me mandó las primeras maquetas del próximo disco. Fue como el voto de confianza definitivo, primero por el hecho de que salieran de su mundo para llegar a la mía y luego por el mero hecho de que quisiera mi opinión sobre lo que estaba preparando.

    ¿Y nos va a sorprender ese nuevo disco?

    A mí ya me encanta y no existe.

    Me parece que has perdido la objetividad…

    Creo que es el momento de Leiva, sinceramente. Está en un momento creativo y de madurez, de crecimiento. Si el último disco ya fue un paso gigantesco yo creo que todo lo que venga va a sorprender y le va a posicionar porque le sale solo y de manera muy asombrosa.

    De todas formas, retratas a un tío muy auténtico, muy real, muy leal, pero, dime algo negativo de Leiva para no dudar que es humano.

    Es muy humano el hecho de estar encima de todo, es positivo y negativo. Es controlador en el sentido de que le gusta saberlo todo, delega pero no se despreocupa.

    ¿Y en lo cotidiano?

    A mi algo terrible en su persona, aunque parezca absurdo, son manías como el nervio que tiene antes de cada concierto o la duda respecto a sí mismo. Es muy inseguro aunque no lo parezca y a veces hay que hacer una labor de convencimiento.

    ¿Cómo sobrevive sin whatsapp?

    No le gusta, le agobia. Vive agobiado por la información que viene de fuera. Quiero saberlo todo pero quiere decidir el momento. Quiero controlar cuándo y cómo accede a la información. Así que ni whatsapp ni redes sociales.

    ¿Ya jugabas al póker o te has puesto las pilas en esta gira?

    No, he aprendido con ellos y les he ganado alguna vez, para su sorpresa. En el fondo ha sido como ganar y perder dinero que, en realidad, lo que ha hecho es mover de unas manos a otras.

    Pero a Leiva ¿se le da bien?... no le pega mentir.

    Se le da muy mal mentir, siempre sabemos cuándo va de farol y le da mucha rabia porque no le gusta nada perder. El bueno es Tulli que gana casi siempre.

    Juancho y Leiva, ¿se parecen mucho?

    Son muy parecidos pero hay grandes cosas que les diferencia. En gestos, expresiones, en lo que te responden a ciertas cosas…son clavados.

    Me he dado cuenta de lo que sucede. En gira con Leiva, el rol de Juancho no es el mismo que el que tiene en Sidecars, estoy casi segura de que Juancho en su grupo es exactamente igual que Leiva en su proyecto. A Leiva le vendría bien ser el Juancho de la gira de alguien. Juancho está más relajado porque está a disfrutar, está más despreocupado.

    TE RECOMIENDO


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?