• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • ESTILO
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Madonna, Jason Derulo o Rihanna: el “sample” como fórmula de éxito

    Los artistas apuestan por sonidos ya grabados para sus singles

    TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images

    TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images 

    Jason Derulo acaba de lanzar su último single, Goodbye. Junto a Nicki Minaj, David Guetta y Willy William, el artista ha dado forma un tema totalmente adictivo que no vas a poder dejar de escuchar.

    Sin embargo, la fórmula del éxito no es sólo de Derulo. El cantante ha aprovechado el clásico sonido de Andrea Bocelli en Time To Say Goodbye como eje principal de este nuevo single. Lejos de tratarse de una práctica poco habitual, son muchos los artistas que apuestan por los samples de otros temas como fórmula del éxito para ellos mismos.

    El sampling es la técnica mediante la cual un artista aprovecha un sonido grabado para reutilizarlo posteriormente en una nueva grabación. Normalmente, los artistas utilizan samples conocidos de canciones más antiguas para temas recientes.

    Algunos son más famosos que otros, pero grandes hits de artistas de la talla de Madonna o Rihanna usan samples como gran elemento identificativo. Un ejemplo muy claro es Hung Up de Madonna. La Reina del Pop utilizó la famosa melodía del Gimme! Gimme! Gimme! de ABBA.

    Michael Jackson o Rihanna también utilizaron en su día el mismo sample para dos de sus canciones. En Wanna Be Startin' SomethingDon't Stop the Music, ambos artistas usaron el famoso "Ma ma sa ma ma sa ma ma makossa" de Manu Dibango.

    Beyoncé tampoco se escapa del sampling. De hecho, uno de sus temas más exitosos, Crazy in love, utiliza el sonido de Are you my woman de The Chi-Lites. El intro, uno de los más famosos del mundo del pop, no es un sonido original de Queen B (aunque es más que probable que lo recuerdes gracias a ella).

    Otra canción muy exitosa, Somebody I Use To Know de Gotye, también utiliza un sample. El tema original es Seville de Luiz Bonfa.

    Bad Liar, uno de los últimos singles de Selena Gomez, también utiliza una muestra de sonido de otra canción. Concretamente, el sonido pertenece al tema Psycho Killer de Talking Heads, un sonido que Selena utilizó como base para Bad Liar, reconvirtiendo así la canción original.

    Todo esto, lejos de tratarse de plagios o copias, son concesiones entre artistas. El sampling, además, se lleva utilizando desde hace varias décadas. Se generalizó en la música popular, aproximadamente, en los años setenta. Fue con el nacimiento del hip hop en Nueva York, momento en el que la tecnología permitió grabar sonidos en formato digital por medio de ordenadores.

    Estos sonidos, que se podían codificar, se grababan en lenguaje procesable y luego se podían reproducir. De ahí su utilización en diferentes grabaciones. Desde ese entonces, hasta ahora.


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?